La vacuna contra el COVID-19 de Pfizer llegó a Lehigh Valley

Foto: LVHN

Las redes hospitalarias Lehigh Valley Health Network y St. Luke’s University Health Network vacunaron casi en simultáneo a sus profesionales. “Es un momento histórico, al fin tenemos algo de esperanza”, dijo una enfermera que la recibió.

La vacuna contra el COVID-19 que fabrica la farmacéutica Pfizer llegó este jueves a Lehigh Valley y casi inmediatamente comenzó a ser suministrada a los profesionales sanitarios que conforman las redes hospitalarias Lehigh Valley Health Network (LVHN) y St. Luke’s University Health Network.

Según informaron las propias compañías, St. Luke’s recibió inicialmente 5.000 dosis y LVHN una cantidad similar, que forman parte del lote de 97.500 dosis que envió Pfizer a todos los hospitales del estado, exceptuando Filadelfia, que contó con su propia asignación diferenciada.

A diferencia de esta ciudad y de Nueva Jersey, donde las vacunas comenzaron a aplicarse un día después de ser entregadas, en Lehigh Valley la vacunación dio inicio a las pocas horas de que arribaran los camiones de UPS con las esperadas dosis.

En LVHN, la primera persona que recibió la vacuna fue la enfermera Chantal Branco, que se encuentra en la primera línea de la batalla contra el COVID-19 y dijo que el inicio de este proceso “es un momento histórico”.

“Aún falta un largo camino y sabemos que esta es una batalla de largo aliento. Pero por fin siento que se ha encendido la luz al final del largo y oscuro túnel”, manifestó.

En diálogo con la prensa, Branco se mostró sorprendida por haber sido la primera enfermera elegida para recibir la vacuna, pero dijo que para ella significa “un honor” encabezar la lista de su equipo, que “es increíblemente fuerte y resistente”.

“Ellos trabajan muy duro absolutamente todos los días, tanto los buenos como los malos, que últimamente son más frecuentes. Estoy increíblemente orgullosa de ellos y para mí es un privilegio liderarlos”, indicó entre lágrimas.

Prácticamente al mismo tiempo que en LVHN, St. Luke’s también se vacunó a la primera enfermera: Sonia Iparraguirre, que fue quien atendió al primer paciente de COVID-19 en la red hospitalaria, cuando la pandemia arribó al valle.

En un breve comunicado de prensa, la profesional dijo que se siente “muy feliz por ser parte de este paso trascendental para poner fin a la pandemia”, y pidió a la población que confíe en la vacuna.

Quiero que la gente de nuestra comunidad sepa que la vacuna es segura y que, si pueden, deberían recibirla, porque protege su salud personal y la salud de toda nuestra gente”, completó.

Translate »