La Universidad de Oxford asegura que la vacuna contra el COVID-19 genera inmunidad en personas mayores

Foto: ISTOCK

El hallazgo significa un gran avance en el proyecto británico que transita la fase III, ya que en julio los estudios demostraron inmunidad entre voluntarios de 18 y 55 años, pero faltaba validar el grupo más vulnerable.

Los ensayos clínicos de la vacuna contra el COVID-19 que desarrolla la Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca, encontraron que produce una respuesta inmune similar entre las personas mayores de 65 años y adultos más jóvenes, con reacciones adversas leves.

De acuerdo al anuncio que fue divulgado por el diario Financial Times, la vacuna genera entre las personas de avanzada edad los anticuerpos y las células T adecuadas, que son las encargadas de encontrar y eliminar células infectadas.    

“Es alentador ver respuestas inmunitarias parecidas entre las personas mayores y los jóvenes adultos y que la reactogenicidad (respuesta adversa) fue menor en los adultos mayores, donde la gravedad de la enfermedad COVID-19 es mayor. Los resultados sustentan las pruebas sobre la seguridad y la respuesta inmunitaria de la vacuna”, señaló un portavoz de AstraZeneca.

El proyecto británico, que se ubica en fase III, es uno de los más prometedores del mundo y los resultados de sus ensayos están previstos para finales de este año. Sin embargo, el secretario de Salud británico, Matt Hancock, dijo que su disponibilidad global sería para el año que viene: “Queremos estar preparados por si todo va perfectamente. Pero todavía no estamos ahí”, aseguró.

Pese a los avances del estudio científico que realiza pruebas en 10.000 voluntarios del Reino Unido, el mes pasado la investigación tuvo un contratiempo cuando se identificó un “posible efecto adverso en uno de los voluntarios”, aunque a los pocos días se reanudaron los ensayos.

De igual manera, un voluntario de la vacuna de AstraZeneca contra el Coronavirus murió en Río de Janeiro la semana pasada, pero las autoridades continuaron con los ensayos debido a que al fallecido se le había administrado un placebo y no el verdadero antídoto.

Las esperanzas que tiene la Comisión Europea son tan amplias sobre este proyecto que ya han apartado unas 300 millones de dosis. En este sentido, los laboratorios que producen la vacuna de Oxford para Latinoamérica aseguraron que un antídoto estará disponible en abril, un escenario en el que Argentina y México serán los encargados de su distribución en toda la región a excepción de Brasil.

Translate »