La Reserva Federal permitirá que la inflación aumente con la intención de favorecer el empleo

Foto: Saul Loeb / AFP

El cambio en la política monetaria apunta a “metas de inflación promedias” para restaurar el mercado laboral y ubicar los índices de precios al consumidor en niveles estables.

El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED), Jerome Powell, anunció la aplicación de una estrategia de inflación más flexible que a largo plazo se ubique por encima de la meta del 2%, lo cual buscaría favorecer el empleo y el crecimiento económico.

El anuncio surge en medio de una fuerte crisis derivada por la pandemia, la cual ha elevado las solicitudes de desempleo a más de 55 millones, aunque descendieron 1,19 millones la primera semana de agosto. Los reportes oficiales detallan que el desempleo en el país bajó al 10,2% en julio, luego de haber superado el peor dato histórico de desocupación en el país durante abril.

“Nuestra declaración refleja nuestra apreciación de los beneficios de un mercado laboral fuerte, especialmente para las comunidades de ingresos bajos y medios, y un mercado laboral robusto puede estar sostenido sin causar un indeseado incremento de la inflación”, explicó Powell durante la conferencia anual de bancos centrales de Jackson Hole.

Vale recordar que el PBI de Estados Unidos alcanzó un descenso anual del 32,9% en su PBI en el segundo trimestre de este año por la crisis del Coronavirus, lo cual significa la primera recesión del país en 11 años, que frena la expansión económica más larga en su historia.

El vocero dijo que “a muchos les resultará contradictorio que la FED quiera impulsar la inflación”, pero justificó la medida al considerar que “una inflación persistentemente baja puede plantear graves riesgos para la economía”.

Powell se refirió a los millones de estadounidenses que perdieron sus puestos de trabajo y tendrán dificultades para encontrar vacantes laborales, y aseguró que el gobierno deberá proveerles asistencia constante. “Todavía hay una economía sana, excepto en las áreas que han sido afectadas directamente por el COVID-19”, precisó.

Asimismo, afirmó que contemplan un largo período con altos niveles de desempleo, al menos antes de la recuperación. “Este cambio puede parecer sutil, pero refleja que se puede mantener un mercado laboral sólido sin provocar un brote de inflación”, destacó.

A pocos meses de las elecciones de noviembre, la FED reajusta su enfoque monetario en medio de una profunda crisis que proyecta un bajo crecimiento económico para el país. Esta estrategia permitiría sostener un área fundamental del país y avanzar en busca de mayor valoración pública para la Administración Trump de cara a los comicios. 

Translate »