La próxima edición del US Open se jugará en Nueva York a estadio repleto

Foto: usopen.org/

El US Open, cuarto y último torneo de Grand Slam del calendario tenístico que se jugará en Nueva York entre el 30 de agosto y el 12 de septiembre, anunció que para la próxima edición permitirá el cien por ciento de su aforo “en un paso más para la vuelta a la normalidad” en el marco de la pandemia de Coronavirus.

En ese sentido, la Asociación de Tenis de Estados Unidos (USTA según sus siglas en inglés) anunció hoy en su sitio oficial que desde julio se pondrán a la venta las entradas para todas las canchas y los pases de campo para el torneo que durará dos semanas y que se “recuperará el aforo original en un paso más para la vuelta a la normalidad”.

El US Open, que el año pasado se jugó a puertas cerradas y consagró como campeón al austríaco Dominic Thiem en varones y a la japonesa Naomi Osaka en damas, será el primer torneo de Grand Slam en recuperar la normalidad en sus tribunas, desde la edición 2020 del abierto de Australia, antes de declararse la pandemia.

El estadio central del complejo neoyorquino Billie Jean King Tennis Center, el Arthur Ashe, tiene una capacidad total para 23.771 espectadores y según informó la USTA en la última edición con público, en 2019, asistieron un total de 700 mil personas durante las dos semanas del torneo.

Translate »