La OMS advierte que la vacuna contra el COVID-19 no llegaría masivamente antes de 2022

Foto: World Health Summit - Flickr

No obstante, la jefa de científicos del organismo observa que los grupos de riesgo podrían ser inmunizados a mitad del 2021. La especialista considera que “los trabajadores sanitarios deberían ser los primeros en recibir las dosis.

Soumya Swaminathan, máxima autoridad de científicos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), advirtió que no espera que las posibles vacunas contra el COVID-19 estén disponibles para la población general antes del 2022, aunque habrá parte de la humanidad que podría acceder al antídoto a mediados del 2021.

En una sesión de preguntas y respuestas a través de las redes sociales, la experta subrayó que muchos piensan que el próximo año llegará una “panacea que lo resuelva todo”, pero negó rotundamente esta apreciación. “Hay un largo proceso de evaluación, licencias, fabricación y distribución”.

Desde la OMS se maneja como escenario más optimista la primera llegada de vacunas a diversos países a mediados del próximo año, momento en el que se deberá dar prioridad a los grupos de mayor riesgo, ya que aún entonces no se habrán podido producir dosis para toda la sociedad.

Swaminathan insistió en que los trabajadores de la salud deben ubicarse como prioridad para la distribución de la vacuna, seguido de personas mayores o grupos que sufran patologías previas. De esta manera, se podría “ir cubriendo a más y más población, un proceso que llevará un par de años”, indicó.

La afirmación de la especialista deja entrever que hasta ese entonces, la sociedad debe seguir siendo cuidadosa, continuando con las medidas preventivas actuales que suponen el distanciamiento, uso de barbijos, higienización constante, entre otras acciones.

Respecto al precio aproximado de las dosis, la referente del organismo indicó que podría oscilar entre los 2 y los 30 dólares estadounidenses, aunque aseguró que el mercado “es muy dinámico y cambiará a medida que más vacunas estén disponibles”. También recordó que la mayoría de los países “vacunan a sus ciudadanos gratuitamente o sin apenas coste” para los bolsillos de los pacientes.

Translate »