La NBA presentó las normativas de seguridad para su regreso

Foto: Disney Sports News

Con la incorporación de un documento de más de 100 páginas que incluye los protocolos de seguridad y sanidad a seguir, la liga de básquet ya tiene todo listo para su regreso.

La NBA tiene fecha para reanudar su temporada regular el próximo 30 de julio en Orlando, Florida. Las autoridades de la liga presentaron las normativas de seguridad que deberán respetar tanto jugadores como cuerpos técnicos, para poder disputar los encuentros en la llamada “burbuja de concentración”. 

El escrito establece todas las medidas preventivas necesarias para evitar la propagación del Coronavirus. A medida que vayan llegando a la congregación, los jugadores deberán permanecer aislados en sus habitaciones durante al menos 36 horas y no podrán salir hasta no haber dado dos resultados negativos en los testeos. 

Las normativas de la liga implican que si uno de los deportistas resulta infectado será puesto automáticamente en cuarentena y se evaluarán también aquellas personas con las que mantuvo contacto. El mismo protocolo se repetirá para el cuerpo técnico y cualquier otra persona que acompañe a la delegación. 

Los jugadores de los 22 equipos que disputarán el resto de la competencia serán divididos en tres hoteles de Disney World. Cada uno de ellos contará con áreas de esparcimiento a disposición de los deportistas, pero solo se permitirán las actividades en la medida que se respete el distanciamiento social. 

Las actividades recreativas como ping pong tendrán que realizarse en encuentros individuales y se les permitirá divertirse con cualquier juego que incluya cartas, siempre y cuando los naipes sean desechados una vez terminado la partida. Además podrán dar uso de los campos de golf y las piscinas del hotel, con la previa autorización de las autoridades.

El uso de las máscaras era uno de los temas que causaba mayor controversia en el ámbito deportivo. Finalmente se dictaminó que será obligatorio dentro de los lugares cerrados y, una vez que arranquen los partidos, tanto los jugadores titulares como los que permanezcan en la banca no tendrán la obligación de utilizar protección.