La jueza federal cuyo hijo fue asesinado dijo: “Su muerte no puede ser en vano”

Foto: New Jersey Star Ledger

A través de una declaración en video, la jueza manifestó su sentir por primera vez desde el día en que su hijo fue baleado en su casa ubicada en North Brunswick, Nueva Jersey.

La jueza de la Corte de Distrito de los Estados Unidos, Esther Salas, cuyo hijo fue asesinado el 19 de julio en su casa por el abogado Roy Den Hollander, divulgó un video donde describió cómo ocurrieron los hechos el día que su hijo abrió la puerta y un hombre le sesgó la vida e hirió a su esposo con tres impactos de bala, quien todavía permanece en recuperación.

“Hace dos semanas, mi vida tal como la conocí cambió en un instante, y mi familia nunca será la misma”, manifestó la jueza Salas en su declaración a través de un video publicado en Youtube. “Un loco, que creo que me estaba atacando por mi posición como jueza federal, vino a mi casa”, señaló.

Salas destacó que el asesino de su hijo logró conseguir su información personal de manera online, razón por la cual solicitó a las autoridades incrementar la seguridad para resguardar los detalles privados de los jueces federales y evitar que ninguna otra familia sea víctima de una tragedia similar.

“Mi familia ha experimentado un dolor que nadie debería tener que soportar. Estoy aquí pidiéndole a todos que me ayuden a garantizar que nadie tenga que experimentar este tipo de dolor”, resaltó.

En el video, la jueza describió que el día del hecho estaban limpiando la casa después de un fin de semana donde habían celebrado los 20 años de su único hijo, Daniel Anderl, en compañía de algunos compañeros de la universidad. “El fin de semana fue glorioso. Estaba lleno de amor, risas y sonrisas”, dijo Salas.

Ella y su hijo estaban hablando en el sótano cuando sonó el timbre. “Daniel me miró y dijo: ‘¿Quién es ese?’”, narró Salas. Luego, su hijo salió corriendo y a los pocos segundos escuchó el sonido de los disparos y el grito de su esposo “¡No!”. “Llevó la primera bala del tirador directamente al cofre”, detalló. “El monstruo luego dirigió su atención a mi esposo y comenzó a dispararle, un disparo tras otro”.

Salas reconoció que el trabajo como jueza federal en ocasiones requiere llamar a personas que las puede dejar “enojada y molesta”. Sin embargo, no justificó tener que vivir “con miedo por nuestras vidas por cualquier persona que quiera hacernos daño a nosotros o a nuestras familias” debido a que tienen fácil acceso a su información personal.

El abogado culpable del homicidio, Den Hollander, se había expresado en contra de Salas a través de internet, acusándola por formar parte de organizaciones que “intentan convencer que los hombres blancos son bárbaros y todos los de piel más oscura son víctimas”, y también intentó ridiculizarla por considerar que aprovechaba sus orígenes para enaltecer su progreso profesional.

El autor del ataque fue encontrado muerto dentro de un vehículo a las pocas horas, con una herida de bala que fue aparentemente “autoinflingida”.

Translate »