La historia de un teniente de Nueva York se recuperó de COVID-19 tras 6 meses de internación

Foto: Elizabeth Robertson

Según funcionarios de la policía de Nueva York, los médicos no contaban con esperanzas de que el teniente Yvan Pierre-Louis de 59 años se recuperaría. Finalmente, pudo regresar a su hogar por primera vez desde el 28 de marzo cuando ingresó al hospital.

Una batalla ganada. Así es la frase que resume la maratónica lucha por la que tuvo que atravesar Yvan Pierre-Louis, el teniente de la policía de Nueva York (NYPD) que volvió a su casa luego de haber peleado contra el Coronavirus durante 6 meses.

El agente tuvo que pasar por tres hospitales distintos en el transcurso de 168 días. 75 de ellos fueron más complicados ya que los especialistas vieron la necesidad de que utilizara respiradores. La vida versus la muerte se cruzaron sobre en el ring, a la vista de jueces salvadores que dictaminarían luego su satisfactoria sentencia.

Los médicos, no estaban seguros de que Yvan pudiera sobrevivir. “Me siento bendecido”, dijo, reconociendo que su estadía por las camillas pudo haber marcado el fin de su existencia. Los doctores le dieron de alta del Hospital de la Universidad de Pennsylvania, donde su hija Diane Latham es enfermera.

Es importante señalar que el Coronavirus enfermó a Pierre-Louis a finales de marzo. Fue admitido en el Hospital NYU Winthrop en Mineola, LI, el 28 de marzo y le colocaron un ventilador esa misma noche, según informó Newsday.

En el campo de batalla frente al COVID-19 no estuvo solo. Su progenitora de 86 años, Maria Lina, había fallecido en mayo por el virus mientras estaba en coma.

El oficial de policía estuvo inconsciente con respiradores, con llagas en la cara por estar acostado boca abajo, una posición que ayuda a respirar a los pacientes con Coronavirus. Su doctor le dijo a su familia que pronto lo retirarían del ventilador, lo aprobaran o no, porque Pierre Louis agonizaba y no daba señales de recuperación.

Latham, su hija, recordó que un médico le afirmó que su padre no tenía posibilidades de sobrevivir y que otros pacientes necesitaban los insumos que Yvan estaba utilizando. “Hemos visto personas que han estado tan enfermas como él, pero no solo para tener una recuperación tan prolongada, sino que finalmente fue tan exitosa…”, comentó un experto de Penn, Andrew Courtwright.

La vida le dio otra oportunidad al teniente, quien disfruta de estar en su casa junto a su familia. Este es otro ejemplo de que, de la adversidad, podemos obtener buenas noticias. Fruto de los trabajadores de la saludy por su fortaleza, Yvan salió victorioso de la pelea.

Translate »