La crisis migratoria en la frontera sur con México se agrava y más de 12.000 inmigrantes pernoctan en la zona

Foto: Twitter @RepTonyGonzales

La llegada masiva de migrantes está ocurriendo debajo del puente fronterizo que conecta la ciudad de Del Río, en Texas, con Ciudad Acuña, en México, donde acampan a la espera de aprobación de solicitudes de asilo.

En la última semana la crisis migratoria en la frontera con México se ha desbordado en la ciudad de Del Rio, Texas, donde más de 12.000 migrantes -en su mayoría haitianos- han llegado después de cruzar el Río Grande y permanecen en un campamento debajo del puente internacional que une las dos naciones.

«Son principalmente de Haití e ingresan de manera ilegal (…) solo están esperando ser detenidos por los guardias fronterizos. Necesitamos una acción rápida del gobierno», dijo el alcalde de Del Rio, Bruno Lozano.

Lozano calificó la situación en la frontera «sin precedentes» y «surrealista», debido a que los funcionarios de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP) se vieron abrumados por la multitud.

La CBP dijo que el tránsito de vehículos y peatones en ambas direcciones del cruce fronterizo en Del Río fue cerrado temporalmente «para responder a las necesidades urgentes de seguridad que presenta» la multitud de migrantes.

En ese sentido, el gobierno estadounidense ordenó que todo el tránsito que circula por el puente fronterizo que une a la ciudad de Del Río con ciudad Acuña en México, así como el flujo que se moviliza por el puente de Presa la Amistad, fuera desviado al cruce en Eagle Pass a unos 100 kilómetros del paso de Piedras Negras en México.

“La gran mayoría de los adultos que llegan solos y muchas familias continuarán siendo expulsados bajo el Título 42 (…) y quienes no tengan una base legal para permanecer serán colocados en procedimientos de deportación acelerados», señaló en un comunicado la CBP.

El secretario del Ayuntamiento de la ciudad de Acuña dijo a Telemundo que desde el 14 de septiembre se reactivaron los vuelos para deportar a 1.360 ciudadanos haitianos por semana.

Sin embargo, la situación pareciera no tener un final cercano, ya que las autoridades estiman la llegada a la zona limítrofe de unos 18.000 migrantes más en los próximos días.

Cifras de la CBP precisan que en agosto fueron detenidos más de 208.000 migrantes en la frontera y la cifra total ya supera 1.300.000 personas desde que el presidente Joe Biden asumió su mandato.

Este sábado, el representante por el estado de Texas, Tony Gonzales, escribió en su cuenta de Twitter que “la situación se deteriora rápidamente en tiempo real” y ya se contabilizaban cerca de 14.000 migrantes en la zona fronteriza.

“Hay escasez de alimentos en las tiendas de comestibles, los restaurantes han cerrado temprano para preparar alimentos para el campamento y los trabajadores que generalmente viajan desde México no pueden ir al trabajo, lo que resulta en una escasez de ayuda”, expresó Gonzales en la red social.

Translate »