La costa de Nueva Jersey implementa restricciones para evitar multitudes en las playas

Foto: Ahora News

Municipios costeros reportaron un incremento de casos de COVID-19, luego de que los residentes hayan poblado las playas sin respetar las medidas de seguridad. 

Después de que se despertara un nuevo brote de contagios en las zonas costeras de Nueva Jersey, el gobernador Phil Murphy se contactó con los alcaldes de Long Branch, Neptune City y Point Pleasant para que se implementen medidas que permitan evitar las multitudes en las playas. 

Las autoridades de Manasquan, un borough costero ubicado en el condado de Monmouth, advirtieron que limitarán la cantidad de bañistas a las playas este fin de semana. La iniciativa llega para responder a un brote de 23 contagiados por Coronavirus, en un testeo que se realizó a trabajadores de la playa. 

Por esa razón, el municipio limitará a 1.000 personas por día durante el sábado y domingo. A su vez, anticiparon que los visitantes deberán seguir todas las medidas de seguridad establecidas por los CDC y mantener el distanciamiento social durante su estadía.

Al respecto, Mike Mangan, el presidente del consejo municipal, reconoció que el aumento de contagios podría dificultar el retorno de las clases en septiembre y declaró que “todos tenemos que estar atentos para mantener la distancia, lavarnos las manos y usar cobertores faciales en público”. 

Para este fin de semana se esperan altas temperaturas que harán de la costa de Nueva Jersey un lugar propicio para los bañistas de la región. En ese caso, si las playas superan la cantidad de personas permitidas por cada municipio, los visitantes deberán recurrir a sectores menos poblados.

Preocupado por cómo se están manejando hasta el momento los movimientos costeros en Nueva Jersey, el gobernador Phil Murphy alertó que “si no gestionamos la capacidad en las playas y no podemos lograr el distanciamiento social, probablemente estamos jugando con fuego”.

Translate »