La Corte Suprema le prohibió a Nueva York que imponga límites en celebraciones religiosas

Foto: AP

En la primera decisión de la nueva jueza Amy Coney Barrett, el máximo tribunal falló 5-4 en contra del gobernador Andrew Cuomo, que había restringido la capacidad de estos eventos por la situación sanitaria.

La Corte Suprema de Justicia falló este miércoles en contra de una disposición del Gobierno del estado de Nueva York, que había impuesto un límite en la capacidad de las celebraciones de culto religioso debido a la situación sanitaria que vive la región.

La decisión del máximo tribunal dejó sin efecto esta normativa y liberó la capacidad de estos eventos debido a que aunque “los miembros de la corte no son expertos en salud pública, incluso en una pandemia la Constitución no se puede dejar de lado y olvidar”, según manifestaron los jueces, que fallaron en una opinión dividida por 5 votos a 4.

“Prohibir efectivamente que muchos asistan a servicios religiosos ataca directamente al corazón mismo de la garantía de libertad religiosa de la Primera Enmienda”, afirmaron los letrados.

La decisión, además, cobra relevancia porque se trató de la primera resolución de la flamante magistrada Amy Coney Barrett, que fue designada en su cargo unos días antes de las elecciones en forma muy polémica por el presidente Donald Trump y el Partido Republicano.

De esta forma, el fallo puede comenzar a mostrar un cambio de tendencia en una corte sumamente dividida, que cuenta con cinco jueces conservadores -los que votaron en contra de Nueva York este miércoles, entre los cuales se encuentra Coney Barrett- tres liberales-progresistas y el presidente de la corte, John Roberts.

Éste último magistrado es de origen conservador, pero durante el último tiempo ha acompañado en algunas decisiones importantes a sus colegas progresistas. Ayer no fue la excepción; Roberts justificó su decisión al decir que los límites de capacidad son “necesarios para la seguridad pública en medio de una pandemia mortal”.

Antes de la asunción de Barrett, su predecesora Ruth Ginsburg -que falleció unos meses antes de los comicios- había inclinado la balanza hacia el otro costado cuando le tocó determinar sobre los límites de aforo en las iglesias de California y Nevada. En aquella ocasión, la corte resolvió mantener las restricciones por el mismo resultado que ayer: 5-4.

De todas formas, esta decisión sobre Nueva York no tendrá un efecto inmediato porque la demanda de los cultos religiosos fue presentada en un momento en el cual se les impedía funcionar. 

En cambio, actualmente tanto la Diócesis Católica Romana de Brooklyn como las sinagogas judías ortodoxas -los sectores que solicitaron la intervención de la corte- se encuentran en regiones que no contienen restricciones.

Sin embargo, el fallo representa un revés para el gobernador Andrew Cuomo, que no podrá volver a establecer limitaciones en ese sentido en el caso de que así lo considere necesario.

Translate »