La Corte Suprema de Estados Unidos dictamina que Trump debe presentar sus registros financieros ante un fiscal de Nueva York

Foto: Pixabay

El fallo significa un revés para el presidente Trump, quien se ha negado a hacer públicas sus declaraciones de impuestos a diferencia de otros mandatarios estadounidenses.

El Tribunal Supremo de Estados Unidos fijó una sentencia que ordena al presidente Donald Trump a consignar su declaración de impuestos ante un jurado en Nueva York que adelanta una investigación contra él, aunque por ahora, la Cámara de Representantes controlada por demócratas no podrá tener acceso a esos documentos.

Luego del anuncio, el mandatario estadounidense utilizó su cuenta en twitter para quejarse de la decisión: “Todo esto es un enjuiciamiento político… y ahora tengo que seguir luchando en una Nueva York políticamente corrupta. ¡No es justo para esta Presidencia o Administración!”.

Posteriormente, el presidente Trump publicó un segundo mensaje donde recordó que los “tribunales en el pasado han dado amplia deferencia ¡PERO NO YO!”, considerándolo una falta de respeto hacia su persona.

En la opinión de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, los demócratas continuarán investigando a Trump. “La responsabilidad constitucional del Congreso de descubrir la verdad continúa, específicamente relacionada con la conexión del presidente con Rusia que él está ocultando”, expresó la funcionaria haciendo mención a posibles movimientos financieros ocultos del mandatario.

Por su parte, el presidente del Tribunal Supremo John Roberts manifestó que los argumentos que sostenía el Presidente sobre una inmunidad ante cualquier proceso criminal “va en contra de los 200 años de precedentes que establecen que los presidentes y sus comunicaciones oficiales están sujetos a un proceso judicial”.

Frente a este escenario, el abogado personal de Trump, Jay Sekulow, dijo que “ahora procederemos a plantear cuestiones constitucionales y legales adicionales en los tribunales inferiores”. En algún momento, los asesores jurídicos defensores del Presidente alegaron que los encargados de hacer cumplir la ley no tendrían el poder de investigarlo.

Durante su mandato, Donald Trump ha rechazado difundir sus declaraciones de impuestos y movimientos financieros, una situación que pondría al descubierto detalles sobre el origen de su riqueza, aunque cuando le corresponda rendir cuentas ante la justicia sus contadores deberán argumentar el origen de los fondos en sus registros financieros de los últimos años.

Translate »