La Corte Suprema beneficia a Trump y cierra procesos en su contra

Foto: Flickr / Gage Skidmore

La Corte Suprema de Estados Unidos ordenó hoy poner fin a los procesos judiciales contra el expresidente Donald Trump que habían sido abiertos en razón de una cláusula de la Constitución que prohíbe a un mandatario aceptar ingresos provenientes del extranjero sin la aprobación del Congreso.

Los dos expedientes, concernientes al hotel que Trump tiene en Washington, están “obsoletos”, dictaminó el máximo tribunal de mayoría conservadora y argumentó que Trump ya no ocupa la Presidencia, el cargo público mencionado en la cláusula de la Constitución invocada.

Poco después de su elección como presidente en 2016, se iniciaron procesos en Washington y Nueva York basados en la “cláusula sobre emolumentos” de la Constitución, que prohíbe a cualquier persona en un cargo público aceptar una remuneración de origen extranjero sin la autorización del Congreso.

Los demandantes argumentaron que las delegaciones extranjeras contribuían a los ingresos del Trump International Hotel, cerca de la Casa Blanca, con la esperanza de obtener favores suyos, en violación de esta norma constitucional.

El entonces gobernante, respaldado por el secretario de Justicia, replicó que esta cláusula tenía como objetivo impedir que los funcionarios públicos embolsaran sobornos y no que hicieran negocios.

Los tribunales habían emitido decisiones contradictorias y, en última instancia, la Corte Suprema, en donde Trump nominó a tres de los actuales nueve jueces, tendrá la última palabra sobre esta cuestión legal.

En paralelo a esta decisión judicial, Trump será juzgado por el Senado en febrero por “incitación a la insurrección” tras haber sido acusado por instigar a sus partidarios a invadir el Capitolio el 6 de enero cuando debía certificarse la victoria de su rival demócrata, Joe Biden, en las elecciones de noviembre.

Translate »