La comunidad religiosa cuestiona la visita de Trump a la iglesia

Foto: Efe Shawn Thew

El presidente Donald Trump fue cuestionado debido a la sesión fotográfica que se tomó en la parte exterior de la Iglesia Episcopal de San Juan, minutos después de que cientos de manifestantes fueron dispersados de su camino para que pueda llegar a pie al recinto sagrado

“No vino a la iglesia para rezar, no vino a la iglesia para ofrecer sus condolencias a los que están de duelo», expresó la reverenda Mariann Budde, obispo de la diócesis de Washington en torno al acercamiento que tuvo Trump a las afueras del centro religioso.

Asimismo, Budde se refirió a la manera en la que el mandatario levantó la Biblia frente a la iglesia de San Juan para posar a la cámara, «como si fuera un accesorio o una extensión de su posición militar y autoritaria».

Vale rescatar que Trump, en su promocionada visita a la iglesia,no entró, no dijo una oración y tampoco se arrodilló. De la misma manera, no se preocupó por constatar los daños causados por un incendio que había ocurrido la noche del domingo en el templo, menos aún, permitió  a ningún manifestante que emitiera alguna opinión.

«Usar la Biblia como accesorio mientras habla de enviar al ejército, presumir de que su país es el más grande del mundo y burlarse públicamente de la gente diariamente, es más o menos lo contrario de todo lo que Jesús defendió «, expuso el  reverendo James Martin, un prominente sacerdote y autor jesuita.

Como consecuencia de esta actitud poco cercana por parte del mandatario, en circunstancias en las que la nación está tan conmovida, varios líderes religiosos y legisladores coincidieron en que la posición del Presidente fue distante y no reflejó un mensaje de paz.

Quién también dejó su opinión sobre las polémicas fotos del presidente, fue su contrincante en la carrera hacia la Casa Blanca: “El presidente levantó una biblia en la iglesia de San Juan ayer. Si la hubiese abierto en lugar de agitarla, podría haber aprendido que todos estamos llamados a amarnos unos a otros como nos amamos a nosotros mismos”, escribió el candidato demócrata en su cuenta de Twitter.

En medio de toda la compleja situación que vive Estados Unidos,Trump intenta invocar un sentimiento religioso que puede funcionarle desde el punto de vista retórico, pero que queda poco respaldado por sus decisiones en la práctica.

Translate »