La Comisión LGBTQ de Pensilvania pidió a la Asamblea General que apruebe una ley para “poner fin a la discriminación”

En un comunicado emitido en conjunto con otras comisiones del Gobierno, los funcionarios solicitaron que el cuerpo legislativo acabe con su “histórica inacción” sobre el tema y promueva una ley para “proteger a sus ciudadanos LGBTQ”.

La Comisión LGBTQ del Gobierno de Pensilvania emitió un comunicado en el cual le pidió a la Asamblea General del estado que apruebe una ley para el sector, que tenga por objetivo “ponerle fin a la discriminación” que sufren los ciudadanos que pertenecen a este grupo.

El escrito fue redactado y divulgado en conjunto con otras comisiones del estado, como las de Mujeres, Asuntos Afroamericanos, Asuntos Latinos y Asuntos Americanos de Asia Pacífico. En todos los casos, se trata de sectores minoritarios que buscan mejorar sus derechos con una o varias legislaciones que los contemplen.

“La histórica inacción de la Asamblea General en este tipo de proyectos de ley ha puesto a innumerables ciudadanos de Pensilvania en riesgo de sufrir dificultades y traumas innecesarios”, criticó Rafael Álvarez Febo, el director ejecutivo de la Comisión de Asuntos LGBTQ.

“Durante demasiado tiempo, los residentes LGBTQ de Pensilvania han esperado la acción de la Asamblea General”, cuestionó, y reclamó a la Cámara de Representantes y al Senado estatal que se ocupen del tema en las sesiones que comenzarán en otoño.

“Les pedimos que utilicen ese valioso tiempo para proteger a sus ciudadanos LGBTQ. Con el clima político cada vez más divisivo en nuestra nación, todos deben saber que no toleraremos la discriminación y el fanatismo”, indicó.

Puntualmente, en el escrito se destaca que la intención de las comisiones es que se avance sobre tres proyectos de ley que ya han sido presentados en el parlamento estatal y todavía no han recibido tratamiento.

“Pensilvania es el único estado en el noreste (del país) que no brinda protección legal a las personas LGBTQ. Esto coloca a nuestro Estado Libre Asociado en una desventaja competitiva y desalienta a los empleadores y empleados de participar en el crecimiento económico del estado”, expresa el comunicado.

“Ahora es el momento de enmendar la actual Ley de Relaciones Humanas de Pensilvania (PHRA, por sus siglas en inglés) para garantizar la igualdad de oportunidades, la libertad y la búsqueda de la felicidad en forma legal para las personas LGBTQ de Pensilvania”, cierra el texto.

Translate »