La ciudad de Nueva York lanza operativo para detener la venta ilegal de pirotecnia

Foto: Pxfuel

La Gran Manzana ha incrementado sus ventas de fuegos artificiales de cara al 4 de julio y las autoridades anunciaron medidas para combatir la comercialización fuera de la ley. 

El alcalde Bill de Blasio anunció el lanzamiento de un importante operativo para lograr detener las ventas ilegales de pirotecnia. Miles de vecinos realizaron reclamos por las explosiones y, en el último semestre, el Departamento de Policía de Nueva York ha reportado 11,535 llamadas denunciando fuegos artificiales ilícitos. 

Se trata de un incremento considerable en relación a años anteriores y las teorías sobre el aumento en el consumo hacen foco -en gran parte- en niños y adolescentes, aburridos durante las restricciones de la cuarentena; en la disminución en la aplicación de la ley y en las manifestaciones raciales después de la muerte de George Floyd.

De Blasio habló sobre la importancia de direccionar el operativo a las raíces del problema y su decisión de comenzar a perseguir directamente a los proveedores. El esfuerzo del Estado llega para intentar detener los peligros que implican los fuegos artificiales en los menores de edad y dar respuesta a las quejas de la sociedad. 

En esa dirección, el alcalde de Nueva York hizo hincapié en los riesgos que implican las ventas ilícitas de pirotecnia y dejó un claro mensaje a los distribuidores: “Tenemos la intención de ir a la raíz de la causa, y esa es la gente que está suministrando los fuegos artificiales. Vamos a comenzar una gran operación encubierta para obtener estos productos ilegales desde la base”, destacó. 

El equipo de trabajo que se encargará de perseguir a los vendedores que se encuentren fuera de la ley estará compuesto por 20 miembros de la oficina del sheriff, 12 integrantes del Departamento de Bomberos de la ciudad y 10 miembros de la Policía de Nueva York.

Translate »