La ciudad de Nueva York finalmente iniciará el año escolar el 21 de septiembre

Foto: depositphotos.com

Los estudiantes de la Gran Manzana recibirán un periodo de instrucción y orientación educativa remota antes de volver a las aulas, que se realizará del 16 al 18 de septiembre.

El Departamento de Educación de Nueva York publicó el calendario académico para el año escolar 2020-21 y confirmó que todas las escuelas de la ciudad comenzarán su ciclo de enseñanza el lunes 21 de septiembre.

La decisión llega luego de largas conversaciones entre el alcalde Bill de Blasio y la Federación Unida de Maestros (UFT), que finalmente lograron acordar un plan de retorno a las aulas después del retraso que no permitió reabrir el 10 de septiembre.

El mandatario regional confirmó que el reinicio de las actividades escolares se pospuso debido a las preocupaciones que tenían la (UFT) y el Consejo de Supervisores y Administradores (CSA), por no contar con suficiente tiempo para preparar las medidas de seguridad sanitarias que garantizaran una instrucción segura en medio de la pandemia.

“Lo que acordamos es asegurarnos de que las medidas de salud estén en su lugar, para garantizar de que haya tiempo para la preparación adecuada de nuestros educadores y asegurarnos de que podamos tener el comienzo del año escolar más adecuado, incluso bajo extraordinarias condiciones desafiantes”, informó De Blasio.

En ese sentido, el alcalde confirmó que a partir del 1 de octubre, mensualmente y de manera aleatoria, los estudiantes, profesores y personal de las instituciones educativas deberán atravesar la prueba de COVID-19 y en 48 horas se les otorgarán los resultados.

En caso de que alguien resulte infectado, tendrá que cumplir una cuarentena de 14 días y los equipos de rastreadores de la ciudad determinarán la posibilidad de propagación en la escuela. Si la transmisión es mayor, todo el colegio migrará hacia un sistema de instrucción remoto hasta lograr el control de la situación.

Hasta el momento, el estado de Nueva York mantiene una tasa de infección por COVID-19 inferior al 1%. Sin embargo, si las infecciones superan la barrera del 3% durante una semana consecutiva, las escuelas deberán dar marcha atrás a la medida y cerrar los establecimientos de manera presencial.

En medio de la crisis del Coronavirus y los riesgos que implica la actividad presencial de los alumnos en los colegios, más de 360.000 familias con niños en instituciones públicas han elegido la opción de aprendizaje remoto, debido a las preocupaciones que imponen las circunstancias actuales.

Los estudiantes que elijan el modelo híbrido deberán cumplir todos los protocolos de seguridad y distanciamiento social. Además, se rotará entre grupos de aprendizaje presencial y remoto, evitando así el contacto con otros salones y buscando controlar una posible propagación del virus.

A su vez, el uso de máscara facial será obligatorio dentro de las escuelas y los escritorios estarán separados para cumplir con el distanciamiento social, razón por la cual la capacidad de las aulas también se reducirá a menos de la mitad.

Para mayor control, las escuelas contarán con enfermeras certificadas en cada establecimiento, que prestarán la asistencia necesaria y brindarán ayuda en caso de un posible brote.  

Translate »