La ciudad de Nueva York extendió el programa de comidas al aire libre hasta el 31 de octubre

Foto: MarketWatch

La medida llega para brindar un alivio a la economía de bares y restaurantes, que están pudiendo sobrellevar la crisis del Coronavirus gracias a la atención en exteriores.

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, anunció la extensión del programa de comidas al aire libre hasta el 31 de octubre, que permite la atención en exteriores y la habilitación de la vía pública durante algunos días, para que bares y restaurantes puedan ampliar su capacidad de atención. 

En paralelo, la Gran Manzana viene expandiendo temporalmente la opción de utilizar las calles para el consumo de los comensales en los distintos negocios habilitados. Esto permitió a grupos de restaurantes, de 3 o más locales por cuadra, a disponer de la calzada durante los fin de semanas en los lugares cerrados al tráfico. 

A esto se le suma el agregado de 26 nuevas calles que formarán parte del programa “Open Streets”, que se ocupa de cerrar el tráfico vehicular para fomentar a la población que salga a disfrutar de los servicios gastronómicos en espacios abiertos. 

Ya son casi 9 mil los locales de comida que han sido certificados por la alcaldía para ofrecer comidas al aire libre y, con las nuevas extensiones, se espera que más propietarios se animen a tramitarlo. Aquellos que deseen hacerlo podrán realizarlo de manera online, a través del siguiente link: https://bit.ly/2OyjuLI.

Se trata de un cambio importante en la forma de consumo de los neoyorquinos, que han encontrado en la comida al aire libre una alternativa de esparcimiento en esta “nueva normalidad”. 

En esa dirección, el alcalde de la ciudad de Nueva York se mostró conforme con los resultados obtenidos de los programas “Open Restaurants” y “Open Streets” y ratificó que no solo está funcionando, sino que “ha traído de vuelta empleos a la población, y ha sido de una manera segura”. 

El gobernador del estado, Andrew Cuomo, también se refirió al trabajo que están llevando bares y restaurantes, pero lo hizo con duras críticas para aquellos que no respetan el distanciamiento social y demás medidas de seguridad. Al respecto, reconoció que las autoridades estatales ya llevan investigando 5 mil restaurantes y encontraron una “falta generalizada de cumplimiento”. 

Es por eso que de Blasio advirtió sobre estas conductas indebidas por parte de clientes y propietarios, y anticipó que a partir del 20 de julio no estarán permitidas las comidas en el interior de los locales, pese a que la ciudad avanzará a la cuarta fase de reapertura.

Translate »