La CIDH instó a López Obrador a investigar la violencia contra inmigrantes en el sur de México

Foto: Twitter López Obrador

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó el uso excesivo de la fuerza contra inmigrantes en el sur de México e instó al gobierno de Andrés López Obrador a investigar lo ocurrido a fines de agosto y a tomar medidas para evitar que se repita.

El organismo dependiente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) exigió además reparación para las víctimas de violencia contra caravanas migrantes, registrada en el estado Chiapas, fronterizo con Guatemala, entre fines de agosto y principios de este mes.

«A fin de impedir su paso hacia la frontera norte del país, el Instituto Nacional de Migración (INM) y la Guardia Nacional, en contravención de los estándares interamericanos en la materia, utilizaron la fuerza en los operativos de control migratorio», denunció la CIDH en un comunicado en el que citó videos publicados en redes sociales.

En los operativos se reportaron «agresiones y golpes» contra los caminantes sin que estos pudieran defenderse, y que estuvieron involucrados miembros del Ejército y de los Grupos Beta del IMM, creados para proteger a los migrantes, agregó el documento, citado por la agencia de noticias AFP.

La CIDH dijo observar «con preocupación» que estos ataques hayan sido contra «familias enteras» de inmigrantes, incluidos menores de edad, y manifestó su inquietud ante reportes de personas expulsadas a Guatemala que recibieron toques eléctricos para obligarlas a abordar autobuses.

El uso de la fuerza «se empleará únicamente cuando todos los demás medios de control se hayan agotado o fracasado, y siempre deberá ser estrictamente proporcional y necesario para alcanzar un objetivo lícito y razonable en las circunstancias de cada caso», subrayó la CIDH.

También recordó que «la seguridad ciudadana y las funciones de control migratorio deben corresponder a fuerzas policiales», y no a integrantes de las fuerzas armadas y otros cuerpos de seguridad del Estado.

Caravanas compuestas por cientos de inmigrantes centroamericanos, y también haitianos, fueron frenadas semanas atrás por la fuerza por guardias nacionales en su avance al norte desde las ciudades de Tapachula, frontera sur con Guatemala, y Ciudad Acuña.

Llegan principalmente desde Brasil y Chile, donde habían emigrado tras el terremoto de 2010 que dejó unos 200.000 muertos en la isla caribeña.

Los inmigrantes, que huyen de la violencia y la pobreza en sus países, buscaban llegar a Estados Unidos para pedir refugio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »