La Cámara de Representantes allana el camino a la ciudadanía para millones de inmigrantes

Foto: Tw @SpeakerPelosi

La propuesta beneficia, principalmente, a los “Dreamers” y a los refugiados con estatus de protección temporal. 

La Cámara de Representantes aprobó la Ley Promesa y Sueño Americano para  allanar el camino a la ciudadanía para millones de inmigrantes ilegales. La ley beneficiaría a los “Dreamers”, que fueron traídos como menores, y a los refugiados que tienen un estatus de protección temporal.

La ley fue aprobada por 228 votos a favor y 197 en contra con el apoyo de 9 republicanos. Otros 5 opositores decidieron abstenerse y muchos argumentaron que tanto esta ley, como otra que otorga beneficios para trabajadores agrícolas, no son oportunas por la cantidad de inmigrantes que están en la frontera con México.

Kevin McCarthy, líder de la minoría en la Cámara de Representantes, argumentó que la ley “ignora el problema, pero empeorará la situación”. Él fue el funcionario que acusó a Biden de ser el culpable del aumento de la presión en las fronteras durante su campaña.

“Durante una conferencia de prensa esta mañana, la presidenta (Nancy) Pelosi tenía un cartel que decía: ‘El hogar está aquí’. Este es el mensaje equivocado en el momento equivocado”, argumentó McCarthy.

Los republicanos afirmaron que el proyecto está condenado al “fracaso” ya que no fue resultado de un proceso de negociación y podría fracasar cuando sea tratado en el Senado a donde se necesitan 60 votos para ser aprobado.

Por su parte, los representantes demócratas celebraron este proyecto y señalaron que podría ser el camino para que 11 millones de personas consigan su residencia legal en el país.

“Es un día muy especial para nosotros. Estamos marcando una gran diferencia en la forma en que respetamos la hermosa diversidad de Estados Unidos, en cómo respetamos el hecho de que la inmigración es la revitalización constante del país”, destacó la titular de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, antes de la votación.

Adriano Espaillat, el primer integrante del Congreso que estuvo como ilegal en el país, dijo que era “hipócrita” que la gente se opusiera a esta medida. “Vine a esta nación sin papeles, y me siento miembro del Congreso. Mi voto es igual a cualquiera de sus votos porque este país puede soñar”, señaló el funcionario nacido en República Dominicana.

El Migration Policy Institute estima que la Ley de Promesas y Sueños Americanos beneficiaría  a 4,4 millones de  personas elegibles. Los patrocinadores de la Cámara de Representantes estimaron una cifra menor de 2,5 millones en un comunicado de prensa de este mes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »