La batalla presidencial entre Biden y Trump se decidirá en 6 estados claves

Foto: PAUL J. RICHARDS — AFP / GETTY IMAGES

A un día para los comicios presidenciales, el mapa electoral plantea una reñida contienda en 6 estados en los que el líder republicano venció en 2016 y pueden volcar el resultado para determinar un ganador.

Con un padrón electoral de más de 160 millones de personas elegibles para votar en EE.UU. y más de 95 millones que ya emitieron su voto anticipadamente, los estados de Florida, Pensilvania, Michigan, Carolina del Norte, Wisconsin y Arizona se perfilan como campos de batalla que definirán la contienda entre el presidente Donald Trump y Joe Biden.

En el 2016, a pesar de que Hillary Clinton obtuvo 2,8 millones de votos más que Trump, el republicano venció a la demócrata en 30 estados y sumó 304 votos del Colegio Electoral, un poco más de los 270 requeridos para conquistar la Casa Blanca.

Aunque hasta el momento las encuestas de RealClearPolitics (RCP) muestran a Biden por encima de Trump con una media de 3,2 puntos porcentuales, lo ocurrido en 2016 evidencia que un revés en la tendencia siempre es factible para cualquier candidato. Todo se definirá conquistando la mayoría de votos en los llamados “estados bisagra” que son las regiones que definirán finalmente al ganador.

En los pasados comicios, los sondeos proyectaban a Hillary Clinton como favorita con hasta 10 puntos de ventaja, sin embargo, Trump sorprendió en la recta final e inclusive conquistó bastiones demócratas como Pensilvania, incluyendo Florida, Carolina del Norte y Arizona que había ganado Barack Obama en 2012.

En el caso de Carolina del Norte, que cuenta con una población de 9.6 millones de habitantes y otorga 15 votos electorales, fue conquistada por Trump en 2016. Hasta la fecha, el republicano lidera la tendencia con 0,6 puntos por delante de su contrincante según RCP.

Para el estado de Florida donde se disputan 29 votos electorales, la brecha es cerrada entre ambos contrincantes con solo 1,4 puntos de ventaja para Biden. Una región que Trump dominó en 2016 contra pronósticos que le auguraban la derrota. Este año, el voto de los jóvenes latinos tendrá un rol importante en los resultados electorales del estado del sol y analistas coinciden en que si Trump pierde en el estado, podría perder la reelección.

Otra zona clave será Wisconsin, Michigan y Pensilvania, un conjunto de estados conocidos como el “muro azul” por su tradicional tendencia demócrata, en donde Trump sorprendió en 2016 y ganó con menos del 1% del escrutinio en cada estado.

Una reciente encuesta en Pensilvania ubicó a Biden 5 puntos por delante de Trump. En ese sentido, el especialista Fernando Treviño, director de la organización All On The Line en Pensilvania, explicó que el estado otorga 20 votos electorales y que “ningún candidato que pierde en Pensilvania, gana la elección”

En cuanto al estado de Michigan que tiene 9.8 millones de habitantes y otorga 16 votos electorales, Trump se ubica 5,1 puntos por debajo de su rival y en Wisconsin la ventaja es un poco mayor para el demócrata con 6,6 puntos de acuerdo con RCP.

Arizona, un estado que Trump conquistó en 2016, hoy puede dar una esperanza a los demócratas, ya que las encuestas muestran una leve tendencia  que se inclina con 1 punto de diferencia hacia Biden y podría darle los 38 votos del colegio electoral.

En el 2016, 138 millones de personas participaron en las elecciones presidenciales, en comparación con los más de 95 millones que ya sufragaron por correo, cuando todavía faltan millones de electores por ejercer su derecho directamente este martes en las urnas. 

Translate »