La alcaldesa de Rochester fue acusada de fraude y violación de la ley electoral

Foto: Fb Lovely Warren

El procesamiento de Lovely Warren surge en medio de críticas por la muerte de Daniel Prude, quien falleció bajo custodia policial.

La alcaldesa de Rochester, Nueva York, fue acusada por fraude de primer grado y violación de la ley electoral luego de conocerse que habría desviado dinero de su campaña de hace tres años.

Si bien la funcionaria no fue detenida, será procesada. Así lo indicó la fiscal de distrito del condado de Monroe, Sandra Doorley, quien además ordenó procesar al tesorero de campaña de Warren, Albert Jones Jr., y a la tesorera de su comité de acción política, Rosalind Brooks-Harris.

“Este podría ser un proceso largo y anticipamos que podría haber desafíos en el camino, así que no creo que esto se resuelva rápidamente”, dijo Doorley durante una conferencia de prensa.

Si bien no se revelaron detalles de la investigación, los delitos se habrían cometido durante el primer mandato de Warren -noviembre de 2013 a noviembre de 2017- cuando recolectó millones para su reelección.

La funcionaria calificó a la investigación como una “caza de brujas política” y negó las acusaciones. Esta situación se produce cuando Warren está atravesando una ola de críticas por la muerte de Daniel Prude, un hombre afroamericano que falleció por asfixia luego de ser sometido por la Policía de Nueva York.

Una de las cuestiones que trascendió es que el fraude se habría dado durante interacciones financieras que se dieron entre un comité de acción política que apoyó su segundo mandato y el comité de campaña. Warren habría transferido 30 mil dólares del grupo “Warren for a stronger Rochester” (“Warren por un Rochester más fuerte”) al grupo “Friends of Lovely Warren” (“Los amigos de Lovely Warren”).

Translate »