La administración Wolf anunció un aumento en las tarifas de pago para proveedores de cuidado infantil

Foto: Governor Tom Wolf (Flickr)

Desde el 1º de marzo, quienes participen de Child Care Works aumentarán en un 15% su tasa de reembolso. Además, se regionalizarán los valores, lo que permitirá unificar criterios en los 67 condados. 

El Gobierno de Pensilvania anunció este lunes un aumento en las tarifas de pago para los proveedores de cuidado infantil que pertenezcan al programa Child Care Works (CCW). 

Este programa es subsidiado por el estado y permite que las familias de bajos recursos (quienes ganen menos del doble del umbral mínimo de pobreza) puedan dejar a profesionales a cargo de sus niños mientras van a trabajar. “Estos avances en el área son esenciales para que nuestra economía funcione”, destacó el gobernador Tom Wolf.

Hace poco más de una semana, el Gobierno también había anunciado un estímulo especial de 600 dólares para los trabajadores del sector, que fue otorgado por las complicaciones generadas por la pandemia en el área.

El método de funcionamiento del programa es el siguiente: las familias que se inscriben y son seleccionadas deben pagar un coseguro a convenir. Además, los proveedores luego reciben un reembolso del estado, que se calcula en base a un porcentaje de la tasa base promedio de mercado para el rubro. 

Actualmente, el estado reembolsa el 25% de esa tasa. Con el nuevo anuncio de Wolf, ese reembolso pasará a ser del 40%, aunque sigue siendo menor al 75% recomendado por las pautas nacionales.

El Gobierno también anunció que Pensilvania dejará de ser el único estado que no regionaliza las tarifas, lo que habilitaba que en cada uno de los 67 condados se cobren valores diferentes. Esto generaba complicaciones en residentes que vivían en un condado pero elegían dejar a sus niños con los proveedores de algún condado vecino, sea por las tarifas más convenientes o porque les resultaba más fácil llevarlos allí por su situación laboral.

Desde el Gobierno aclararon, además, que esta regionalización no generará disminuciones en las tarifas de ningún proveedor de cuidado infantil, sino que en todos los casos se nivelará hacia arriba, lo que permite concluir en un aumento promedio de la tarifa de $4,59.

“Estos avances en el área son esenciales para que nuestra economía funcione, porque nos benefician en dos maneras diferentes: por un lado, apoyan a nuestras comunidades y familias que dependen de esta ayuda; por el otro, fomentan el crecimiento y el desarrollo de las mentes jóvenes para que luego accedan con una mejor base a la escuela primaria”, destacó el gobernador Tom Wolf.

“Este aumento que anunciamos hoy permite mejorar la situación de los profesionales afectados y también de innumerables padres e hijos, que se encuentran en dificultades para superar los desafíos creados por la pandemia”, agregó.

Además, la secretaria del Departamento de Servicios Humanos, Teresa Miller, explicó que esta suba “ayudará a los proveedores a crecer, desarrollar y retener al personal” destinado a este rubro, debido a que muchos de ellos se veían en dificultades de conservar a su plantilla altamente calificada con tarifas desactualizadas.

“Al invertir en tarifas base, invertimos en una mejor calidad para toda nuestra industria de cuidado infantil”, justificó Miller.

Translate »