Juan Guaidó prometió una bonificación para los trabajadores de la salud en Venezuela

Foto: @jguaido

El líder de la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela, Juan Guiado, reconocido como presidente interino del país por más de 50 naciones, atribuye los retrasos de las subvenciones a la plataforma y “a los bloqueos que intenta la dictadura”.

En medio la pandemia del COVID-19 y la crisis política que vive Venezuela, el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, anunció en abril la asignación de una bonificación de 100 dólares para el personal sanitario, aunque hasta la fecha su repartición ha presentado dificultades para cumplir con la meta inicial de 13.000 colaboradores y solo ha llegado a 3.000 personas. 

El origen de los fondos sería proveniente de La Oficina de Control de Activos del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, que a mediados de agosto autorizó la liberación de los recursos para pagar el denominado bono Héroes de la Salud a 62.000 empleados en el país. 

Sin embargo, la distribución de los fondos ha tenido que sortear diversos obstáculos, debido a que la plataforma digital AirTm -que se utilizaría para efectuar el depósito- fue bloqueada por el gobierno del presidente Nicolás Maduro. 

Para ese momento, la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario de Venezuela alertó sobre el uso de esa plataforma, ya que su modalidad de cuenta digital no cumplía con los reglamentos de ley y estaba “fuera de los controles establecidos en el sector financiero venezolano”. 

Ante este escenario, usuarios de las redes sociales que apoyan al liderazgo opositor han difundido mensajes que muestran a las personas cómo burlar el bloque de acceso a la plataforma de pago a través de DNS y VPN.

Pese a sus intenciones de legitimar su liderazgo en el país y dar un mensaje de control sobre las instituciones, el margen de operatividad de Juan Guaidó sobre el Estado es prácticamente nulo, debido a que Nicolás Maduro tiene el control del poder y es reconocido como el legítimo líder del país por gran parte de la comunidad internacional, además de países como China y Rusia. 

En medio de la pandemia del Coronavirus, que afecta al país suramericano con más de 57.000 contagios y 460 muertes, la estrategia opositora respaldada por el gobierno estadounidense podría avivar el conflicto político en medio de una crisis sanitaria sin precedentes. 

El ocho de septiembre, el Instituto Nacional de Higiene (INH), que administra las pruebas PCR en todo el país, reportó 965 fallecidos por Coronavirus y, el mismo día, en cadena nacional fueron anunciados 465 decesos en el conteo total. 

El conflicto político en Venezuela parece extenderse y el próximo seis de diciembre están pautados los comicios legislativos, frente a un llamado de la opción venezolana a la abstención.

Este contexto le facilita a la administración de Maduro retomar el control de la mayoría de las bancas que perdió hace cuatro años y fortalecer su imagen ante el mundo como un gobierno democrático, aunque algunas de sus acciones revelan un inconmensurable abuso del poder.   

Translate »