Joe Biden designó un enviado especial latino para viajar a Centroamérica y tratar la problemática migratoria

Foto: El País

Se trata de Ricardo Zúñiga, nacido en Honduras, quien tiene previsto una gira en Guatemala y El Salvador esta semana. El funcionario abordará asuntos como migración, cooperación y desarrollo económico.

El enviado especial del presidente Joe Biden al llamado Triángulo Norte de Centroamérica, Ricardo Zúñiga, emprendió este lunes una gira por Guatemala y El Salvador bajo el propósito de abordar el aumento vertiginoso de la migración. Dentro de la agenda está programada una reunión con el presidente guatemalteco Alejandro Giammattei.

La coalición regional constituye un área de la que, en los últimos años, partieron grandes flujos de contingentes hacia a Estados Unidos. La visita de Zúñiga se produce en un contexto de conflicto en la frontera con México, cuya problemática fue calificada como crítica inclusive por referentes demócratas, quienes además responsabilizaron al mandatario federal. 

El encuentro entre Zúñiga y Giammattei se mantendrá este lunes, en donde se llevarán a cabo conversaciones con otros funcionarios de la nación latina en las que se abordarán, más allá de la cuestión del éxodo, temas de seguridad y desarrollo económico, según informó en un comunicado la oficina del Jefe de Estado centroamericano.

Si bien Zúñiga no tiene programado visitar Honduras esta semana, sí discutió sobre migración “de manera exhaustiva” con el canciller de esa nación, Lisandro Rosales. Se espera que continúen las charlas adicionales entre estos funcionarios el 9 de abril en Washington.

Asimismo, el enviado estadounidense arribará a El Salvador más adelante en la semana, de acuerdo con lo anunciado por la Casa Blanca el domingo, pero aún no se proporcionaron los detalles de ese tramo de la gira. 

Cabe resaltar que las autoridades estadounidenses capturaron a más de 171.000 migrantes a lo largo de la frontera con México en marzo, un 178% más que en febrero y el total mensual más alto en dos décadas, la última señal del creciente desafío humanitario que enfrenta la administración Biden, a poco más de dos meses de asumir el cargo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »