Inmigrantes indocumentados realizan un desfile en Harrisburg para luchar por sus licencias de conducir

Diferentes organizaciones de todo el estado confluyeron en la capital de Pensilvania para visibilizar su situación. Se dirigen al Capitolio, donde intentarán convencer a más legisladores de que apoyen su protesta.

Un grupo de cientos de inmigrantes indocumentados realizan este martes al mediodía un desfile en la ciudad de Harrisburg, con el objetivo de protestar por las dificultades que tienen para obtener sus licencias de conducir.

Esta problemática, que también se percibe en otros estados vecinos como Nueva York y Nueva Jersey, forma parte de una de las principales demandas de este sector, debido a que sin su credencial se ven imposibilitados de acceder a muchos trabajos que requieren la capacidad de movilizarse.

Fuera de lo estrictamente laboral, los latinos que se movilizan aseguran que la libertad de circulación “forma parte de las necesidades básicas de todos los humanos”, según indicó a Latino News Network Stephanie Núñez, de la agrupación Movement of Immigrant Leaders in Pennsylvania (MILPA).

La activista indicó que el objetivo de la protesta es, además de visibilizar el reclamo, intentar conseguir más legisladores que apoyen su demanda, debido a que para que las licencias de conducir puedan ser concedidas necesitan pasar primero por la Legislatura estatal.

Por ello, la caravana está prevista que concluya en el Capitolio de Harrisburg, donde los manifestantes estarán “dando su testimonio para que los legisladores sepan los motivos de la lucha”, según Núñez.

“En este momento tenemos 30 legisladores que ya han confirmado su apoyo a nuestra lucha. Dos de esos son republicanos y queremos todavía más”, agregó.

“Esperamos que para el año que viene ya esté todo listo para que podamos contar con nuestras licencias”, se esperanzó, aunque aclaró que “hace poco (los legisladores) cancelaron una sesión”, así que se encuentran aguardando para una nueva fecha.

Otra de las organizaciones participantes es Nuevo Santuario, que apoya a familias recién llegadas en su inserción en la comunidad, aunque también se ocupan de colaborar con personas detenidas y participar en campañas como la de este martes, según indicó una de sus referentes, Blanca Pacheco.

“Con esta movilización queremos presentar la unidad de varias comunidades y organizaciones. Han venido diferentes grupos desde distintas partes del estado”, contó a Latino News Network.

En esa lógica, destacó la importancia de “organizarse en una sola fuerza para poder presionar”, ya que antes las demandas se realizaban de forma más fragmentada entre las agrupaciones.

“La gente se tiene que mantener alerta al llamado a la acción”, pidió, y sostuvo que si bien la victoria de Joe Biden significa “un respiro”, no quiere decir que sus demandas finalmente encuentren una respuesta concreta.

“Debemos seguir empujando. No queremos que todo quede en promesas, porque yo vivo hace 20 años aquí y muchas promesas fueron hechas en ese tiempo, aunque poco ha sucedido”, criticó.

Translate »