Inmigrantes indocumentados, más cerca de conseguir su licencia de conducir en Pensilvania y Nueva Jersey

En una entrevista exclusiva con Contratapa -el resumen semanal de Latino News Network- representantes latinos que encabezan esta lucha contaron los avances en sus respectivos estados.

Uno de los principales inconvenientes que deben atravesar los inmigrantes indocumentados en Estados Unidos es la dificultad para obtener su licencia de conducir en forma legal.

En los últimos años, esta lucha se ha llevado adelante con mayor esfuerzo y ya son varios los estados en los que se ha aprobado una normativa que permite a los indocumentados conducir legalmente.

Entre ellos se encuentra Nueva Jersey, cuya ley entrará en vigencia el 1 de enero de 2021 “tras 18 años de lucha colectiva y seis de ‘Licencias de Conducir Nueva Jersey’”, según afirmó Byron Agustin en diálogo con Contratapa, el resumen semanal de Latino News Network -que se emite todos los sábados de 9 a 11 por Latina FM-.

Junto a Sergio Santos, Agustin es uno de los referentes de este movimiento en Nueva Jersey, y en su paso por los micrófonos de la emisora, ambos destacaron que están “en la etapa más candente” de la lucha y que aguardan que efectivamente la fecha en que entre en vigencia la ley sea el primer día del próximo año.

“Esperemos que por la pandemia no se retrase”, confiaron, e indicaron que aún no se sabe a ciencia cierta cuáles serán los requisitos para que los inmigrantes puedan llevar a cabo un pedido formal, aunque sí se conocen algunos aspectos “esenciales” que seguramente serán tenidos en cuenta a la hora de evaluar cada solicitud.

Entre esos aspectos, se encuentran los “bills” (facturas de servicios) y “taxes” (impuestos). Mientras los primeros funcionan para demostrar efectivamente la residencia en el estado, los segundos sirven para ayudar a demostrar que se está realizando una correcta contribución al sistema económico estadounidense.

“Aunque paguen un cuarto para vivir, los inmigrantes tienen derecho a utilizar la dirección física allí donde residen. Se va a pedir un tiempo mínimo de 3 meses de residencia; eso es muy importante para verificar que las personas viven en Nueva Jersey”, afirmaron los activistas.

Además, el tercer comprobante que los interesados pueden comenzar a solicitar es algún documento de su país de origen, como “la matrícula consular” o “el pasaporte vigente”, aunque muchos de ellos deben lidiar con las demoras de sus consulados o embajadas.

“Les pedimos por favor a los consulados que aceleren sus trámites. Por ejemplo, Guatemala demoraba seis meses en entregar un comprobante antes de la pandemia, así que ahora puede ser que esté aún peor la situación. Es necesario que se procese rápido”, pidieron.

Otra región que podría seguir el camino de Nueva Jersey y transformarse en el 16º estado del país en tener licencia de conducir legal para los inmigrantes indocumentados es Pensilvania, aunque todavía se vislumbra un largo camino para que se pueda aprobar esta normativa.

Según Luis Larín, coordinador estatal de la Coalición Manejando Pennsylvania PA’Lante (Driving PA Forward), el proyecto en el estado se encuentra “en la etapa más difícil”, ya que “se está introduciendo una nueva legislación” que precisará de “la presión de la comunidad para su aprobación”.

“Tenemos bastante apoyo, pero tenemos que conseguir más. Cuanto más, mejor, porque necesitamos que se vea la necesidad y la importancia de las licencias de conducir”, sostuvo el referente en diálogo con Contratapa.

“Vamos a necesitar todo el apoyo necesario”, reiteró, y afirmó que han buscado la ayuda del secretario de Agricultura, debido a que Pensilvania “es un estado en el que la agricultura es muy importante” y la licencia podría ser útil para muchísimas personas que necesiten movilizarse en el amplio territorio.

“En 2013 estuvimos a punto de introducir una legislación, pero lastimosamente no se aprobó. Creemos que en esta nueva legislación hay suficiente poder político para que la podamos hacer realidad pronto”, pronosticó.

Translate »