Inmigrantes guatemaltecos se dirigieron al consulado en Filadelfia para tramitar sus pasaportes

Foto: LNN

La documentación es uno de los aspectos que aporta mayor tranquilidad para muchos inmigrantes que día a día sufren actos de discriminación y persecución.

Un grupo de 75 personas oriundas de Guatemala se dirigieron al consulado de su país con sede en Filadelfia, con el fin de llevar a cabo la tramitación de sus pasaportes como ciudadanos legales en la región. La embajada les brindó la posibilidad de gestionar sus papeles los fines de semana, para que evitaran perder días laborales.

Latino News Network acompañó este proceso de documentación y les consultamos a los presentes qué rol tuvo el consulado, a lo que Miguel Ángel, quien vive hace 18 años en el país, contestó que efectivamente han colaborado. “Cuando escuché en Facebook lo de esta posibilidad, hablé con mis hermanos y familia para que vinieramos a hacer el trámite, así que estamos esperando por las citas”, añadió.

Además, los integrantes de la comunidad se refirieron a sus expectativas frente al flamante jefe de Estado, Joe Biden. Miguel Angel, por ejemplo, se mostró escéptico respecto a la política, alegando una postura religiosa: “Las cosas, en manos de Dios, porque es el único. Ya en la tierra, si hacemos algo, lo hacemos de corazón”.

En otro polo argumentativo, Juan levantó la mano para dar su opinión al respecto: “Yo pienso que tal vez no se va a dar la reforma migratoria, pero quizás vamos a tener un poco más de asistencia con el nuevo presidente que con el anterior, ya que el anterior sólo nos ponía trabas”. 

Por su parte, Mirna, quien vive en Nueva Jersey hace tres décadas, hizo mención a la oportunidad de obtener una licencia de conducir desde el 2021, afirmando que “es una cosa muy buena, porque vamos a poder manejar hasta el trabajo sin gastar dinero”. Esto no quita el miedo que siente al ser detenido por la policía, ya que “si lo para, le quitan el carro, hay que pagar grúa y corralón”.

No obstante, ella considera que “nos va a cambiar la vida a muchos, para todo se ocupa manejar. A veces los buses no pasan donde uno no vive, y se maneja lejos. Yo pienso que nos va a cambiar la vida para bien”.

En términos generales, se sentían nuevos aires de esperanza mientras acompañábamos el trayecto de los oriundos de Guatemala hacia su objetivo. En este sentido, uno de los viajeros expresó que el ambiente “se siente como si fuéramos a tener más apoyo, porque el otro predicaba el racismo, y muchos racistas se sentían con gran poder dado que tenían un presidente racista”. 

Translate »