Hermano de George Floyd habló de “lento progreso” contra la violencia policial a un año del crimen

Foto: Télam

El hermano de George Floyd, el afroamericano asesinado a manos de un policía blanco hace exactamente un año, indicó hoy que hay “un progreso lento” en la lucha contra la violencia racial institucional y pidió al Congreso que avance con el proyecto de ley para reformar la fuerza.

“Las cosas han cambiado. Creo que se está moviendo lentamente, pero está progresando”, indicó Philonise Floyd que junto al resto de los integrantes de su familia será recibido hoy por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

La legislación de reforma policial “sería una de las mejores cosas que se pueden pasar en Estados Unidos”, agregó en una entrevista con la cadena CNN antes de dirigirse a la Casa Blanca.

George Floyd murió el 25 de mayo pasado en la norteña ciudad de Minneapolis, en Minnesota, luego de que el policía Derek Chauvin se arrodillara sobre su cuello durante más de nueve minutos tras haberlo detenido junto a otros tres agentes por haber usado dinero supuestamente falso para pagar en un comercio cercano.

Sus últimas palabras: “No puedo respirar”, se convirtieron en el grito de guerra de históricas manifestaciones, en Estados Unidos y decenas de otros países, contra el racismo sistemático y la brutalidad de la policía y en reclamo de una profunda reforma de las tácticas policiales.

Derek Chauvin, el agente que se arrodilló sobre el cuello del afroamericano manteniendo la presión durante casi diez minutos, fue condenado por asesinato.

La sentencia se conocerá el 25 de junio, pero los miembros de la familia Floyd, que se han transformado en portavoces de esta lucha, insisten en que las cosas deben cambiar en profundidad.

Foto: Télam

Por ahora, la Casa Blanca está tratando de resaltar la empatía del presidente en lugar de la agenda legislativa.

El 25 de mayo de 2020 “fue un día que tuvo un gran impacto en él y en millones de estadounidenses”, dijo la portavoz del mandatario, Jen Psaki, y agregó que Biden ha sido marcado por el “coraje y la simpatía” de la familia de Floyd, en particular de su hija Gianna.

La reunión de hoy se llevará a cabo a puertas cerradas en la Casa Blanca, para permitir “una conversación real”, indicó Psaki citada por la agencia de noticias AFP.

En su primer gran discurso ante el Congreso a fines de abril, Biden pidió que se aprobara un proyecto de ley de reforma policial que lleva el nombre de George Floyd en el primer aniversario de su muerte.

Pero la ley “George Floyd Justice in Policing Act” todavía está siendo debatida por el Senado.

El texto, adoptado por la Cámara de Representantes, prevé en particular la prohibición del estrangulamiento y tiene como objetivo limitar la amplia inmunidad (“inmunidad calificada”) de la que disfrutan los agentes policiales.

“El cronograma para la aprobación de la ley no se mantendrá”, admitió Psaki, al tiempo que enfatizó que Biden se dijo satisfecho por los avances en curso.

Mientras continúa el debate para una ley federal, algunas localidades están intentando adoptar normas para reducir el riesgo de abusos policiales, por ejemplo disponiendo que los oficiales que estén a cargo de la seguridad vial no porten armas.

Mientras tanto, unas 1.500 personas se reunieron en Minneapolis el domingo.

“Lo que le sucedió a George Floyd y a tantos otros está causando cambios no solo en Estados Unidos sino en todo el mundo”, dijo a la multitud el reverendo Al Sharpton, una figura de la lucha por los derechos civiles.

El religioso calificó la muerte de Floyd como “una de las mayores desgracias en la historia de Estados Unidos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »