George W. Bush califica como un fracaso que “los afroamericanos sean acosados y amenazados en su propio país”

Foto: Douglas Graham Roll - Getty Images

El exmandatario estadounidense manifestó su opinión a través de un comunicado en relación a la muerte de George Floyd y las manifestaciones que se han desencadenado en todo el país y el mundo por este trágico hecho

El expresidente republicano, George W. Bush,  fijó posición y expresó la necesidad de un examen nacional de “fracasos trágicos” en el ámbito de la injusticia racial, luego  de una semana de manifestaciones en todo el país debido a la muerte por brutalidad policial de George Floyd en Minneapolis.

En ese contexto, el 43º presidente de Estados Unidos, expresó que “sigue siendo un fracaso sorprendente que muchos afroamericanos, especialmente hombres jóvenes afroamericanos, sean acosados y amenazados en su propio país”.

Asimismo, Bush sostuvo que la doctrina y los hábitos de superioridad racial, que una vez casi dividieron al país, “todavía amenazan a nuestra unión hoy”.

Además, consideró que lo que está ocurriendo, “es una tragedia que se inscribe en una larga lista de tragedias similares” frente a una situación que a su juicio, se debió resolver antes para ponerle fin al “racismo sistémico” en la sociedad estadounidense.

En torno a la confrontación entre policías y manifestantes que se ha desatado en las calles de la nación, el expresidente denunció la violencia y afirmó que “el saqueo no es liberación, y la destrucción no es progreso”, pues consideró que “la justicia duradera solo vendrá por medios pacíficos”.

Bush, sin referirse en ningún momento a al presidente Donald Trump, destacó que “los que se proponen silenciar no comprenden el significado de lo que es Estado Unidos”, en medio de circunstancias de confrontación y violencia en las calles que el país no vivía desde la década de 1960, durante la lucha por los derechos civiles.

Con este comunicado Bush se suma al pronunciamiento del también expresidente Barack Obama, quien hace pocos días condenó el hecho de la muerte de George Floyd e hizo un llamado para erradicar el racismo.

En medio de todo esto, el presidente Donald Trump ha sido objeto de duras críticas por su accionar frente a la situación, donde ha asumido un tono desafiante hacia los manifestantes a quienes ha desestimado con calificativos como “matones” u “operativos antifascistas”, olvidando el foco principal que causa estas protestas.

Translate »