“Gab”: la red social con sede en Pensilvania que aparece como el nuevo soporte en línea para la extrema derecha

Foto: andexplora.net

La firma tuvo gran participación de usuarios durante los disturbios en el Capitolio. Según su director ejecutivo, el sitio contabilizó casi un millón de registros.

Después de que Twitter y Facebook suspendieran temporalmente las cuentas de Donald Trump por cometer “infracciones graves y repetidas” a la “política de integridad cívica”, “Gab” emerge como la plataforma dirigida a los usuarios de la extrema derecha.

Se trata de una red social nacida en 2016 en Filadelfia, y ahora con sede en Clarks Summit, condado de Lackawanna, en el noreste de Pensilvania. Atrajo la atención nacional por primera vez en 2018, después de que se revelara que el tirador de la sinagoga Tree of Life de Pittsburgh era un internauta habitual de Gab.

En abril de 2019, la marca afirmó tener 900.000 cuentas registradas. Actualmente está contando “600.000 nuevos usuarios por día y 39 millones de visitas esta semana”, según el director ejecutivo, Andrew Torba. En otras publicaciones, la compañía indicó la apertura de 10 nuevos servidores para mantenerse al día con la creciente demanda.

La organización progresista Southern Poverty Law Center, describe a la firma como un “centro organizativo para supremacistas blancos”.

Lo concreto es que muchas cuentas nuevas y leales a la administración Trump y figuras de los medios republicanos aparecieron en el último tiempo en la red social. A su vez, las publicaciones están atrayendo cientos y miles de interacciones. También se utilizó el sitio para promover actividades de milicia, incluida una respuesta armada a la toma de posesión el 20 de enero del presidente electo Joe Biden.

Luego de que se eliminara la cuenta de Twitter de Trump, Torba tuiteó que el público debería “entrar al arca” y dejar Silicon Valley. Participantes de los disturbios en el Capitolio publicaron videos y fotos en Gab, mientras el director recibía avisos para preservar todo el contenido que pueda ser relevante para las investigaciones del ataque al Congreso.

En una carta dirigida a Torba, el senador demócrata Mark Warner sentenció que “el conflicto fue organizado, coordinado y, en muchos casos, transmitido a través de sus servicios y productos de comunicaciones”. El titular de Gab, respondió que la plataforma coopera rutinariamente e incluso notifica de manera proactiva, a las autoridades federales cuando hay “contenido que evidencia una seria amenaza para la vida”.

Translate »