Fuertes protestas contra el racismo en Reino Unido

Foto: AP

Un homenaje al ex presidente británico fue vandalizado en Londres. En Bristol, la estatua de un ex comerciante de esclavos fue arrojada al río. Madonna participó de las protestas junto a otros famosos.

Las protestas mundiales bajo el lema #BlackLivesMatter tuvieron un punto fuerte en el Reino Unido, donde los manifestantes se expresaron con fuertes reclamos en distintos puntos del país.

En Londres, la protesta se dirigió hacia una estatua del ex presidente Winston Churchill, a quien le pintaron la frase “era un racista” debajo del bronce y tacharon su nombre. Además, colocaron un cartel con el lema “Black Lives Matter” sobre el monumento.

El incidente no pasó a mayores porque la Policía advirtió rápidamente el episodio y rodeó el monumento, por lo que los manifestantes se retiraron del lugar.

No ocurrió lo mismo en Bristol, al oeste de la capital inglesa. Allí, la estatua del ex comerciante de esclavos Edward Colston fue derribada y trasladada rodando hacia el río.

Al llegar a la orilla, uno de los protestantes colocó su rodilla sobre el cuello de Colston, en referencia a cómo murió George Floyd, el afroamericano que fue asesinado de esa manera por el policía Derek Chauvin en Minneápolis.

Acto seguido, arrojaron la figura de Colston -que permanecía en el sitio de donde fue removida desde 1895- a las aguas y comenzaron a vitorear.

En todo el país las protestas violaron las normas de distanciamiento social impuestas por el ministro Boris Johnson, que también fue acusado de racista y recibió múltiples críticas por su manejo de la pandemia, que ubica al Reino Unido como el cuarto país con más contagios y el tercero con más muertes.

Las masivas movilizaciones contaron con la presencia de Madonna en Londres. Sin barbijo y con muletas por una lesión en la rodilla que padece, la artista -que contrajo Coronavirus en marzo- se unió a la protesta junto a otros famosos destacados, como Rio Ferdinand y Anthony Joshua.

Translate »