Filadelfia despliega 1.000 agentes de la Guardia Nacional a la espera del veredicto del juicio por el asesinato de George Floyd

Foto: Matt Rourke - AP

Casi un año después del crimen que movió las fibras de la sociedad nacional e internacional sobre el racismo estructural que sigue vigente en el país, la ciudad se prepara para la lectura de la sentencia.

El alcalde de Filadelfia, Jim Kenney, informó que 1.000 miembros de la Guardia Nacional y oficiales de la Policía Estatal de Pensilvania estarán desplegados para garantizar la seguridad ante la expectativa por el veredicto del juicio a Derek Chauvin, de 45 años, el policía acusado de matar a George Floyd.

“Mirando hacia la primavera pasada y las manifestaciones en nuestra ciudad, sabemos que la policía y mi administración cometimos errores en la forma en que manejamos las protestas. No se debería haber usado gas lacrimógeno y vigilamos en exceso en algunas comunidades, mientras que otras se sentían abandonadas”, dijo Kenney a través de un comunicado.

El alcalde admitió que el año pasado la Policía de Filadelfia no estaba preparada para controlar las manifestaciones que derivaron en disturbios, una de las razones por las que los muchos oficiales fueron cuestionados y  se presentaron muchos casos de denuncia por “el uso inapropiado de la fuerza contra los manifestantes”.

“Estoy comprometido a asegurar que aprendamos de nuestros errores, demostremos nuestra responsabilidad y nos mantengamos en un estándar más alto”, prometió el mandatario local en referencia a los episodios del año pasado.

La muerte de George Floyd se convirtió en un símbolo de lucha social y despertó el reclamo de una sociedad que lleva años exigiendo el cese del abuso policial, en especial contra los afroamericanos.

“Independientemente de lo que decida el jurado, el juicio volverá a traumatizar a las víctimas y nos recordará los efectos graves de siglos de desigualdad y racismo sistémico que nos han traído hasta este momento. Es saber que la indignación se puede sentir una vez más”, subrayó Kenney.

Debido a la pandemia, el juicio contra Chauvin -que está en libertad condicional- se lleva a cabo sin público, pero las audiencias se transmiten en vivo y miles de personas las siguen de cerca.

Los otros tres policías involucrados en la detención que terminó con la muerte de Floyd , Alexander Kueng, Thomas Lane y Tou Thao, serán juzgados en agosto por “complicidad en asesinato”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »