Filadelfia dictó toque de queda a partir de las 9 pm debido a la ola de protestas que despertó la muerte de Walter Wallace

Después de dos noches consecutivas de disturbios en reclamo por la violenta muerte del hombre afroamericano que recibió más de 10 disparos por parte de la Policía, las autoridades declararon el estado de emergencia.

El gobierno de Filadelfia decretó toque de queda este miércoles 28 de octubre, a partir de las 9 pm y hasta las 6 am, en medio de una ola de disturbios y saqueos que llevó al despliegue de la Guardia Nacional para contener la sacudida que enfrenta la ciudad, luego del asesinato de Walter Wallace a manos de la Policía.

“Durante este tiempo las personas pueden salir de sus hogares solo para ir a trabajar, buscar asistencia médica o de emergencia y entregar una boleta por correo. Por mantente a salvo”, publicó el gobierno local en su cuenta de Twitter.

La conmoción en la ciudad inició el lunes cuando la Policía de Filadelfia asesinó a balazos a un afroamericano porque se negó a soltar un cuchillo. El nuevo caso de brutalidad policial generó una oleada de protestas sociales que dejó a más de 30 agentes heridos.

La situación se descontroló la noche del martes y produjo incidentes entre los manifestantes y las fuerzas del orden, con disturbios y saqueos que afectaron locales como Walmart, una tienda Five Below y varios cajeros automáticos que fueron vandalizados, según los reportes oficiales.

El padre de Walter Wallace pidió justicia por su hijo y condenó los actos de violencia que se han desatado en las calles. “Es innecesario, realmente lo es, y la gente que lo hace no ayuda a mi familia. Están mostrando falta de respeto”, dijo Walter Wallace Sr.  

Al respecto, la fórmula presidencial por el Partido Demócrata, conformada por Joe Biden y Kamala Harris, repudió en un comunicado conjunto el crimen y manifestaron su “conmoción y dolor”.

Por su parte, el alcalde de la ciudad Jim Kenney escribió en su cuenta de Twitter que pidió el apoyo de la Guardia Nacional para resguardar la propiedad, prevenir el saqueo y brindar asistencia a la policía local y otros departamentos.

Asimismo, destacó que muchas personas se están aprovechando de la situación, causando daño en los negocios y comunidades, contrario al reclamo de justicia que quieren hacer algunas personas para protestar por la muerte de Walter Wallace.

“Sé que nuestra ciudad todavía está sufriendo. Muchos habitantes de Filadelfia se sienten legítimamente indignados… Agradezco a quienes se han unido a un llamado por la paz mientras buscamos justicia”, resaltó  Kenney. 

Translate »