Estudiantes retornaron a las escuelas de Nueva York en medio de preocupaciones por el Coronavirus

Foto: Paul Martinka / New York Post

En un nuevo ambiente escolar que impone la pandemia, los niños retornaron a las aulas con máscaras y controles de temperatura, mientras que los profesores portaron guantes y protectores faciales.

Luego de varias discusiones sobre las condiciones necesarias para el retorno a las aulas en Nueva York, los niños volvieron a los centros educativos después de siete meses de parate debido al Coronavirus. Asistieron a través de una nueva modalidad de enseñanza y cumpliendo estrictas normas sanitarias.

Parte de los requerimientos que deben cumplir los estudiantes y maestros antes de ingresar a cada edificio, incluye llenar un formulario con varias preguntas sobre el COVID-19 para descartar cualquier contacto con alguna persona contagiada y la medición de la temperatura de manera aleatoria.

En cuanto a la protección, en este primer día de clases se observó al personal de las instituciones educativas portando guantes, máscaras y protectores faciales, mientras que los estudiantes llevaban barbijos y se formaban en filas para respetar el distanciamiento social.  

En esta nueva modalidad, los niños asistirán de manera presencial dos días fijos por semana y un lunes adicional cada dos semanas. El resto del proceso de enseñanza será atendido de manera remota.

Con relación a este punto, 520.000 niños optaron por el aprendizaje en persona y online, y cerca de 480.000 estudiantes escogieron la opción de educación virtual. Sin embargo, para el mes de noviembre podrán cambiar su modalidad de estudio si así lo prefieren.

A pesar del reinicio del año escolar, la continuidad de las clases estará condicionada por cómo logran las autoridades controlar el índice de contagios, ya que si la tasa de infección del COVID-19 se ubica por encima del 3% cerrarán las escuelas.

Cabe destacar que la reapertura se llevó adelante en medio de discusiones entre el sector educativo y el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, debido a que señalan al funcionario de no haber escuchado sus consejos.

En esa dirección, el sindicato de directores de escuelas de la ciudad de Nueva York, que cuenta con 6.400 miembros, exigió a De Blasio y el canciller Richard Carranza que cedan su dominio sobre la gestión educativa, el cual se ha visto afectado por la crisis del Coronavirus.

De la misma manera, el Wall Street Journal compartió las quejas de varios miembros del Consejo Asesor del Sector Educativo por la escasez de maestros que impediría cumplir con las clases remotas de los pequeños.  A su vez, reclamaron la designación de una persona que tome las decisiones necesarias para que el sistema escolar funcione efectivamente.

Translate »