Este lunes inició la distribución de la vacuna contra el COVID-19 en los hogares de ancianos de Pensilvania

Foto: Joe Raedle / Getty Images

Dos semanas después de que el estado comenzara la vacunación de los trabajadores de la salud, residentes de hogares de ancianos recibieron las primeras dosis del antídoto.

Las cadenas de farmacias CVS y Walgreens iniciaron este lunes la distribución en Pensilvania de las primeras dosis de la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer a los residentes y al personal de los centros de cuidado de ancianos. 

“Walgreens se enorgullece de ser parte de este hito histórico para comenzar a administrar la vacuna de Pfizer a nuestra población más vulnerable. Con más de una década en la administración de vacunas, tenemos la gran experiencia para apoyar este esfuerzo sin precedentes para permitir que nuestra nación salga de esta pandemia”, informó en un comunicado el presidente de Walgreens, John Standley.

Por su parte, la vicepresidenta ejecutiva de CVS Healt, Karen S. Lynch, manifestó que “la vacunación de una de nuestras poblaciones más vulnerables es el último hito en nuestra respuesta pandémica multifacética, que incluye realizar pruebas del virus a más de 10 millones de personas desde marzo”.

La llegada de la vacuna contra la enfermedad es oportuna, ya que un informe del The New York Times reveló que 6 de los 10 hogares de ancianos con más muertes desde el inicio de la pandemia se encuentran en Pensilvania, un hecho que las autoridades sanitarias atribuyeron porque cuentan con una de las poblaciones más antiguas de la nación.

Las dos redes de farmacias estarán a cargo de la administración de la primera y segunda dosis de la vacuna de Pfizer que se distribuirán directamente en los centro de salud. De acuerdo con CVS, es probable que la mayoría de los trabajadores sanitarios estén inmunizados en su totalidad entre tres y cuatros semanas después de recibir la primera inyección, dependiendo de la vacuna que reciban.

Según informó la secretaria de Salud estatal, Rachel Levine, más 20.000 profesionales sanitarios han recibido su primera dosis de la vacuna de Pfizer en el estado y se espera que -como parte de la primera etapa del programa nacional de vacunación- 300.000 personas sean inmunizadas, una vez que llegue la vacuna de Moderna.

Esta etapa -que arranca hoy en Pensilvania- ya comenzó la semana pasada en 618 hogares de ancianos de la ciudad de Nueva York donde se distribuyeron 149.400 dosis de la vacuna fabricada por Pfizer-BioNTech. En el caso de Nueva Jersey, iniciará la aplicación del antídoto en 90 hogares de ancianos la próxima semana  con 500 mil dosis que cubrirán 17 mil hogares de ancianos.

Translate »