Estados Unidos superó las 250.000 muertes por Coronavirus

Foto: AP

El país, además, se aproxima a los 12 millones de contagios. En la última semana, las hospitalizaciones aumentaron 25% en relación a los siete días anteriores.

Estados Unidos superó este miércoles las 250.000 muertes por Coronavirus desde que la pandemia llegó al país, en un contexto de crecimiento sostenido de casos en las últimas semanas.

Este miércoles se contabilizaron 1.956 decesos (más de una muerte por minuto), el número más alto desde mayo, cuando existían conocimientos y tratamientos mucho menores para afrontar la escalada de casos.

Producto de esta suba, la nación también se acerca peldaño a peldaño a los 12 millones de contagios, una cifra que probablemente alcance este jueves o viernes debido al ritmo sostenido de más de 140.000 infecciones diarias durante las últimas jornadas.

Los sanitaristas advierten, sin embargo, que esta inmensa cantidad de contagios no impacta de inmediato en el número de hospitalizaciones, sino que suele demorar cerca de dos semanas en manifestarse.

Por eso, preocupa que las internaciones hayan aumentado un 25% a lo largo de la última semana en relación a los siete días anteriores, ya que se espera que este porcentaje suba con el correr de los días.

En otras etapas de la pandemia, la escalada de infecciones se produjo en regiones específicas, como la costa este o “el Cinturón del Sol”. Sin embargo, la situación actual es inédita, ya que sucede prácticamente en todo el país: 47 de los 50 estados aumentaron sus casos durante la última semana, y 33 de los 50 subieron sus muertes en el mismo período.

“Estamos ante el peor índice de aumentos de casos visto en la pandemia en Estados Unidos”, afirmó Brett Giroir, subsecretario de Salud del país, que advirtió: “Nada indica que la curva vaya a aplanarse”.

El funcionario, además, elogió a los estados que han impuesto un uso obligatorio de las mascarillas (36 de los 50 lo realizaron), en disidencia con las constantes críticas de Donald Trump hacia este método de protección.

“Sabemos que su uso obligatorio impuesto por municipalidades o estados funciona”, manifestó Giroir.

Mientras tanto, el país aguarda con ansias la aprobación de alguna vacuna, que permitiría disminuir las tasas de contagios y otorgar algo de alivio. 

Sin embargo, se espera que ello no ocurra, por lo menos, hasta mediados de diciembre, en el caso de que Pfizer o Moderna (los dos proyectos estadounidenses más avanzados) consigan una autorización de emergencia por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés).

Translate »