Estados Unidos registra un promedio de 46.000 casos diarios por COVID-19 y los CDC prevén 233.000 muertes a finales de octubre

Foto: AP

El balance de contagios por COVID-19 de los últimos días advierte un incremento en los niveles de propagación del virus que supera en más del doble los registros de junio.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), el país mantiene un promedio diario de 46.100 casos por Coronavirus en los últimos siete días, un balance que representa un 12% más de las 41.000 infecciones que se registraron la semana anterior.

A su vez, se pronosticó que la cifra de fallecidos puede alcanzar los 233.000 para finales de octubre, en caso de mantenerse la tendencia de muertos por esta enfermedad, que ronda los 1.000 decesos diarios.

El país, que ya cuenta con más de 7,5 millones de contagios por el virus y contabiliza más de 212.000 muertes hasta el momento, sumó 322.741 casos esta semana. Con ese incremento, cerró el jueves con 54,887 infecciones y registró los índices más altos en los estados de Alaska, Colorado, Indiana, Minnesota, Missouri, Montana, Nebraska, Dakota del Norte, Utah y Wyoming.

“El pronóstico conjunto nacional de esta semana indica una tendencia incierta en las nuevas muertes por COVID-19 reportadas durante las próximas cuatro semanas y predice que probablemente se reportarán de 2.800 a 6.800 nuevas muertes durante la semana que termina el 31 de octubre”, precisó la agencia federal en un comunicado. 

Aunque durante la primera semana de octubre murieron 4.869 personas en todo el país por causa del virus, el conteo muestra un descenso del 13% en comparación con la primera semana de septiembre, cuando se reportaron 5.611 muertes. 

Sin embargo, la tendencia alarmante de casos augura un panorama complejo mientras se aproxima el invierno, ya que pueden acelerar la propagación del virus por el clima, el cual podría fomentar a que las personas se reúnan en espacios cerrados, así como la vuelta de los alumnos a sus hogares para el receso de fin de año con la posibilidad de trasladar el virus de sus universidades a sus viviendas. 

Ante este panorama, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, ordenó el cierre de las escuelas que están ubicadas en Brooklyn y Queens, donde se ha registrado un incremento en los casos por Coronavirus. Asimismo, la medida se replicó en los negocios de estas regiones debido al brote de contagios. 

Mientras que en Nueva Jersey el Departamento de Salud alertó sobre “una segunda ola” de infecciones, debido a los 1301 casos positivos detectados el jueves, un indicador que no se observaba desde finales de mayo. 

En ese aspecto, Phil Murphy aseguró que “no ve posible” tener que ordenar nuevas restricciones estrictas en el caso de que los contagios de Coronavirus vuelvan a crecer en la región, a la vez que manifestó que una decisión así lo “entristecería profundamente” y le “sorprendería tener que cerrar todo nuevamente”. 

De igual manera, Pensilvania reportó su cifra de casos diaria más alta en los últimos meses, luego de contabilizar el miércoles 1.309 contagios, un número que no se notificaba desde el 8 de mayo, cuando se informaron 1.352 contagios. 

Translate »