Estados Unidos prohíbe las descargas de TikTok y Wechat

Foto: Shutterstock

El gobierno estadounidense cumplió la amenaza del presidente Trump, quien justificó la medida contra las empresas asiáticas por “motivos de seguridad nacional”.

El Departamento de Comercio de Estados Unidos anunció públicamente que desde el domingo 20 de septiembre quedarán prohibidas las descargas de las aplicaciones chinas Wechat y TikTok dentro del país.

“Por instrucciones del presidente hemos tomado medidas significativas para combatir la maliciosa recolección china de los datos personales de ciudadanos estadounidenses, al tiempo que promovemos nuestros valores nacionales, las normas democráticas sustentadas en reglas, y la aplicación decidida de las leyes y regulaciones estadounidenses”, informó en un comunicado el secretario de Comercio, Wilbur Ross.

Las restricciones anunciadas afectarán de manera más inmediata a la aplicación Wechat, ya que no tendrá autorización para efectuar transferencia de fondos o procesamiento de pagos, lo cual compromete a unos 20 millones de usuarios que la utilizan diariamente en el país.

En el caso de TikTok, no estará disponible en las tiendas de Apple o Google desde este domingo, pero quienes la hayan descargado antes del 20 de septiembre podrán seguir utilizándola, ya que el gobierno le dio un plazo hasta el 12 de noviembre para que logren un acuerdo comercial y no imponer mayores prohibiciones.

La compañía china se pronunció en contra de la decisión y dijo que continuarán “desafiando la orden ejecutiva injusta, que fue promulgada sin el debido proceso y amenaza con desaprobar al pueblo estadounidense y las pequeñas empresas en los EE. UU. de una plataforma significativa tanto para la voz como para los medios de vida”.

Recientemente, el presidente Donald Trump aseguró que no extendería el plazo para que la empresa china ByteDance, propietaria de TikTok y WeChat, vendiera sus operaciones a una empresa estadounidense.

Desde que el mandatario inició su estrategia contra las aplicaciones, la Casa Blanca respaldó su planteamiento asegurando que ambas compañías “recolectan vastas cantidades de datos de los usuarios, incluida la actividad en las redes, su ubicación y su historial de búsquedas y navegación”.

La empresa TikTok, que cuenta con 100 millones de internautas en Estados Unidos, respondió las acusaciones asegurando que “han aplicado niveles de transparencia y rendición de cuentas que no tienen precedentes, mucho mayores de los que tienen otras aplicaciones”.

En medio del litio comercial, Microsoft y WalMart plantearon una negociación a TikTok para adquirirla, pero la propuesta fue rechazada por parte de la empresa asiática. Por el momento, Oracle presentó una nueva oferta para convertirse en “socio tecnológico de confianza”, aunque no se han develado más detalles.

Translate »