Estados Unidos permitirá el ingreso de migrantes expulsados por el programa “Quédate en México”

Foto: AP

La medida entrará en vigencia el 19 de febrero y aplica para las personas indocumentadas que fueron devueltas a México y tienen un caso abierto ante la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración (EOIR).

El Gobierno de Estados Unidos anunció que a partir del 19 de febrero empezará a permitir el acceso al país de los solicitantes de asilo que fueron obligados a permanecer en la frontera con México, a través del Programa de Protección de Migrantes (MPP) o “Quédate en México”, mientras obtenían respuesta de sus procesos judiciales en tribunales estadounidenses.

“A través de un enfoque de todo el gobierno, el Departamento de Estado y el Departamento de Justicia colaborarán con socios internacionales, incluido el Gobierno de México y organizaciones internacionales y no gubernamentales, para procesar de manera segura a las personas elegibles para perseguir sus casos en los Estados Unidos”, indica  el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) en un comunicado.

De acuerdo con la agencia, la primera fase de este programa comenzará para “restaurar el proceso seguro y ordenado en la frontera suroeste de EE.UU.”, donde según cifras de la propia agencia alrededor de 25.000 personas todavía tienen un caso abierto.

Las estimaciones oficiales señalan que más 70 mil inmigrantes fueron expulsados desde que inició el programa “Quédate en México”, acordado entre el expresidente Donald Trump y el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en enero de 2019.

“Las personas fuera de los Estados Unidos que no fueron devueltas a México bajo el MPP o que no tienen casos de tribunales de inmigración activos no serán consideradas para participar en este programa y deben esperar más instrucciones”, detalla el anuncio oficial del DHS.

La Casa Blanca no dio detalles de cuáles serían los puntos de entrada donde iniciaría el programa para evitar la movilización de migrantes y detallaron que las personas deben permanecer donde están a la espera de instrucciones.

“Pronto anunciaremos un proceso de registro virtual que será accesible desde cualquier lugar. Una vez registrados, las personas elegibles recibirán información adicional sobre dónde y cuándo presentarse. Las personas no deben acercarse a la frontera hasta que se les indique”, explicó la agencia en su misiva.

La Administración Biden dijo que ofrecerán “otras oportunidades” para poder resolver la situación de las personas que no ingresan en esta primera fase del proceso y advirtieron que la medida sobre el MPP “no debe ser interpretada como una apertura para que la gente migre de forma irregular a los Estados Unidos”.

Los cambios en la política migratoria del actual presidente apuntan a instaurar modificaciones a medidas de la era Trump, que significaron un daño para miles de inmigrantes que fueron forzados a permanecer en ciudades fronterizas peligrosas como Tijuana, Ciudad Juárez, Chihuahua, Matamoros, o Tamaulipas donde muchos fueron víctimas del crimen organizado.

Translate »