Estados Unidos espera terminar para febrero con un ambicioso plan de vacunación

Foto: fernandozhiminaicela/ Pixabay

El país planea concluir para fines de febrero la vacunación contra el Coronavirus a 100 millones de personas, o alrededor del 40% de los adultos, según anunció el jefe de los científicos de la campaña del Gobierno para la producción de inmunizantes, Moncef Slaoui.

“Para fines de febrero, potencialmente habremos vacunado a 100 millones de personas, que es aproximadamente el tamaño de la población en riesgo, incluidos los ancianos y los profesionales de la salud”, dijo Slaoui en rueda de prensa.

A partir de diciembre, 40 millones de dosis de las elaboradas por la sociedad Pfizer/BioNTech y por el laboratorio Moderna inyectarán a 20 millones de personas, ya que cada vacuna se realiza en dos dosis espaciadas con tres o cuatro semanas de diferencia, respectivamente, según indicó el funcionario.

Esto será “suficiente” para vacunar a los tres millones de residentes de hogares de ancianos, dijo el exejecutivo farmacéutico contratado por el presidente Donald Trump en la primavera.

El resto sería suficiente para vacunar a la gran mayoría de los profesionales del sector salud, si los estados y territorios particulares deciden darles prioridad, como recomendó ayer un comité asesor de expertos de las autoridades sanitarias.

En enero se pueden inmunizar 30 millones de personas, si se confirma el ritmo de producción de dosis de las dos vacunas, y luego otras 50 millones en febrero, con lo que totalizarían 100 millones.

Esta cifra no incluye a las personas a tratar por otras dos posibles vacunas, una de Johnson & Johnson y otra de AstraZeneca/Oxford, cuyos ensayos clínicos se espera que produzcan resultados “entre fines de diciembre y mediados de enero”.

El asesor científico del Gobierno elogió el trabajo de los investigadores que consiguieron resultados en “semanas en lugar de años” e instó a la población a escuchar a los expertos hablar sobre la vacuna, mirar detenidamente los datos y mantener la mente abierta, en aparente referencia a los movimientos antivacunas.

“La vacuna es un seguro contra este virus y es lo que nos sacará de esta pandemia”, aseveró.

La FDA se reunirá el 10 de diciembre con un comité de expertos independientes para decidir sobre la aprobación de la vacuna de Pfizer.

Según los funcionarios del organismo, la decisión podría demorarse días o semanas, depende de las preguntas que surjan.

Una reunión similar de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) para la vacuna de Moderna está programada para el 17 de diciembre.

Mientras la FDA discute la seguridad de las vacunas, el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos recomendó ayer que el personal de atención médica y los residentes de geriátricos sean los primeros en la fila para cualquier vacuna que obtenga autorización de emergencia en el país.

Translate »