Escuelas de Pensilvania proveerán comidas gratuitas durante todo el año escolar

Foto: USDA

El programa de alimentación escolar -que se extenderá hasta el próximo año- suministró más de 25 millones de comidas gratuitas a los niños más necesitados de la región, mientras las escuelas permanecen cerradas.   

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), anunció la ampliación del programa de comidas escolares gratuitas hasta el 30 de junio de 2021, lo cual permitirá que los centros educativos puedan continuar ofreciendo alimentación sin costo alguno a los estudiantes, a pesar de  las dificultades causadas por la pandemia.

La decisión forma parte de una resolución de la Cámara y el Senado de los EE.UU., que amplía los fondos hasta el 20 de septiembre de 2021 para programas de nutrición infantil, así como el Programa Suplementario Especial para mujeres, bebés y niños (WIC), el Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP) y el Programa de Alimentos Suplementarios de Productos Básicos (CSFP).

“Esta visión de futuro brinda la certeza que tanto necesitan las familias, los profesionales de la nutrición escolar, las entidades agrícolas y los socios comunitarios que trabajan para garantizar que todos los niños tengan acceso a comidas nutritivas mientras continuamos navegando por una crisis de salud global y sus efectos económicos posteriores”, informó la Primera Dama del estado, Frances Wolf en un comunicado.

De acuerdo con datos de Feeding America, en Pensilvania 2,04 millones de habitantes -incluyendo cerca de 630.000 niños- se enfrentan a la inseguridad alimentaria. Un indicador que refleja un incremento del 45,2% en la tasa de seguridad alimentaria general y un aumento del 57,6% en la tasa de inseguridad alimentaria infantil, en comparación con las estadísticas de 2018.

Asimismo, las proyecciones señalan que 54 millones de personas en el país -incluyendo 18 millones de niños- pueden experimentar inseguridad alimentaria este año, lo cual representa un aumento del 45% en las tasas generales y un incremento del 65% en las tasas de inseguridad alimentaria infantil, en relación con los indicadores previos a la llegada del Coronavirus.

Para el secretario de Agricultura de Pensilvania, Russell Redding, la extensión de las flexibilidades del programa de alimentación escolar mantendrá a los niños alimentados, “ya sea que los estudiantes estén aprendiendo desde casa, en la escuela o una combinación de ambos”.

A su vez, el funcionario destacó que: “Debido a programas como este ningún estudiante de Pensilvania debería pasar hambre. Los niños hambrientos no pueden aprender”.

Translate »