Escándalo en Argentina: un diputado participó de una escena sexual durante una sesión del Congreso

El diputado Juan Ameri protagonizó una situación íntima junto a su pareja mientras se debatía de forma virtual una ley en el parlamento argentino. A las pocas horas, presentó la renuncia y fue expulsado de su partido.

Este jueves, Argentina vivió un escándalo nacional cuando un diputado participó de una escena sexual mientras se realizaba una sesión virtual para debatir una ley en el Congreso.

El protagonista fue Juan Emilio Ameri, representante de la provincia de Salta, que fue filmado por su propia cámara junto a una mujer mientras llevaban a cabo una situación íntima. Como es de esperar, la escena se viralizó y generó un masivo repudio por parte de toda la sociedad.

“En mi casa tengo una señal espantosa. Yo estaba desconectado, y justo llegó mi pareja y le pregunté cómo le habían quedado las prótesis de la operación”, se justificó Ameri, que dijo sentirse “desolado”.

“Ella estaba al lado mío y le di un beso en las tetas. Eso fue todo”, sostuvo, y agregó que todo quedó grabado porque “en el momento en que eso sucede, la señal volvió y se reconectó automáticamente”.

“Es grave que haya pasado en el medio de una sesión, por eso les pido perdón al resto de los diputados y a la sociedad”, admitió, pero se defendió: “Yo creía que estaba completamente desconectado, no fue algo que hice adrede”.

Video: Vozpópuli

Inmediatamente, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, propuso la suspensión del cuerpo legislativo para el salteño, lo que fue aprobado por unanimidad. 

“Lo que hoy hemos vivido supera las reglas de convivencia y las reglas de funcionamiento de esta casa”, expresó Massa, que dijo que habló con el presidente Alberto Fernández, quien “compartió la decisión”.

Más tarde, el propio Ameri presentó su renuncia y también fue expulsado de su partido, el oficialista Frente de Todos, que tomó la decisión “ante la grave inconducta” del congresista.

Cuando la noticia trascendió, se supo también que Ameri tenía denuncias de acoso sexual vigentes, que todavía no fueron tratadas en la Justicia. Pese a eso, asumió en su banca y representó al pueblo de su provincia.

“Este diputado tuvo denuncias de acoso de menores de edad, por eso aclara que su novia es mayor”, criticó la militante feminista salteña Sofía Fernández, quien dijo que Ameri “siempre ha cosificado a la mujer y está acostumbrado a manejarse así”.

“No importa quién denuncie ni cómo, ya que existe como una certeza en la sociedad de que como ellos son diputados, tienen poder y se manejan así en los juzgados y en todas partes”, cuestionó.

En reemplazo de Ameri asumirá la antrópologa Alcira Figueroa, defensora del aborto legal y militante de derechos humanos en su provincia.