En pleno récord de contagios, la vacunación en Lehigh Valley avanzó a la siguiente etapa

Foto: Penn Medicine

Desde este fin de semana, las personas de la fase “1B” quedaron autorizadas a recibir su dosis, justo cuando el condado de Lehigh registró su número más alto de casos positivos.

A fines de la semana pasada, el Gobierno de Pensilvania autorizó que un nuevo sector de la sociedad comience a recibir sus vacunas contra el COVID-19, debido a que ya se había completado la inoculación de un buen número de trabajadores de la salud y residentes de hogares de ancianos.

De esta manera, personal policial, bomberos, rescatistas, miembros de la Guardia Nacional de Pensilvania y trabajadores responsables de adultos mayores comenzaron a recibir su vacuna correspondiente en todo el estado.

En Lehigh Valley, esa etapa dio inicio durante este fin de semana, justo en el mismo momento en que se confirmó que el condado de Lehigh (uno de los dos que forman parte del valle, junto a Northampton) llegó a su pico de casos, con 527 contagios registrados el pasado sábado, 43 más que la mayor cifra anterior (484).

En total, junto a Northampton -que contabilizó 337- se alcanzaron 864 infecciones durante esa jornada, casi 200 más que el día anterior (673). Esto significa que la región se situó a poco del 9% del total de Pensilvania, que superó las 10.000 infecciones por segundo día consecutivo (10.045).

Para las autoridades, de todas formas, estas elevadas cifras se deben en parte al aumento en el nivel de testeos, impulsado por la apertura de sitios de muestras contra el COVID-19 ubicados en lugares muy concurridos, como el Coca-Cola Park de Allentown.

En este tipo de espacios, de hecho, se permite que cualquier persona se testee libremente, aunque no tenga síntomas ni sea contacto estrecho de un caso confirmado de Coronavirus.

Aunque los funcionarios gubernamentales relativizan estos números, es cierto que los mismos siguen preocupando a las autoridades, ya que el comienzo de la campaña de vacunación no detuvo el avance del virus.

Ese es otro de los motivos por los cuales se decidió avanzar de etapa en la inoculación, y se estima que de aquí a un tiempo también se pueda llegar a los mayores de 75 años, las personas con patologías previas y otros trabajadores de primera línea, que conforman el tercer sector de la etapa de vacunación.

Tras esa fase, en principio, llegará el turno del público en general, aunque la secretaria de Salud estatal, Rachel Levine, ha advertido en reiteradas oportunidades que para ese momento aún faltan meses, por lo que la población aún no debería relajarse con las medidas de distanciamiento y cuidado personal.

Translate »