En Lehigh Valley, la tormenta ocasionó la segunda nevada más grande de la historia

Foto: Latino News Network

En determinados lugares se superaron las 30 pulgadas de precipitaciones, muy por encima de lo previsto por los meteorólogos. Hubo decenas de choques, automovilistas varados, carreteras cortadas y una mujer falleció congelada.

Lehigh Valley registró entre este lunes y martes niveles de caída de nieve prácticamente inéditos en la región, con más de 30 pulgadas de precipitaciones en determinados sitios.

En el aeropuerto de Lehigh Valley, de hecho -un punto que suele ser referencia para comparar con nevadas pasadas- se alcanzaron 26,9 pulgadas de nieve, lo que alcanzó para superar las 25,9 pulgadas que se registraron en 1996.

Por delante solo quedó la histórica tormenta de 2016, cuando se reportaron 31,7 pulgadas en el aeropuerto. Por ende, la actual tormenta fue la segunda más grande de la historia, al menos desde que se lleva registro de las caídas de nieve en la región.

Sin embargo, de acuerdo a indicadores divulgados por The Morning Call, hubo determinados lugares en los cuales se reportaron niveles de nieve similares a los de hace cinco años, como Nazareth (31 pulgadas) y Ancient Oaks (30 pulgadas).

Esta inmensa cantidad de nieve generó severas complicaciones en la zona, entre las que se destaca el fallecimiento de una mujer de Allentown que padecía Alzheimer, la cual salió de su hogar y murió congelada debido a las bajas temperaturas.

Además, hubo reportes de al menos 18 choques entre los condados de Northampton, Lehigh y Bucks, de los cuales solo uno fue de gravedad, ya que una persona debió ser trasladada a un hospital.

También se reportaron 32 automovilistas varados, que debieron ser asistidos por las autoridades debido al dificultoso estado de las calles de la región. De hecho, numerosas carreteras permanecieron cerradas o reducidas en su circulación, tal como había informado el Departamento de Transporte durante las primeras horas de este lunes.

Pese a que lo peor de la tormenta ya pasó, las autoridades anticiparon que se seguirán viendo precipitaciones durante los próximos días, por lo cual pidieron a la población que colabore y permanezca en su hogar en la medida de lo posible.

De hecho, el director de Obras Públicas de Bethlehem, Michael Alkhal, advirtió que la tormenta se puede comparar “con una maratón” en vez de con “una carrera de velocidad”, en referencia a que se observa una caída prolongada y sostenida en vez de una furiosa y corta.

“Tenemos varios días de trabajo por delante, porque las temperaturas recién empezarán a elevarse el próximo viernes”, señaló.

Por el momento, no se ha anunciado una reapertura de los múltiples espacios que debieron cerrar producto de la tormenta, como las escuelas, los sitios de vacunación y los centros comerciales de la zona.

Translate »