En la previa de su visita a Wisconsin, Trump defendió a la Policía y al partidario republicano que mató a dos manifestantes en Kenosha

Foto: AP

El presidente comparó a los oficiales que disparan por la espalda a afroamericanos con jugadores de golf que “se atascan”. Además, dijo que Kyle Rittenhouse “se cayó y le atacaron”, cuando en realidad ya había asesinado a un hombre en la protesta antes de ese episodio.

El presidente Donald Trump volvió a brindar un polémico mensaje este lunes sobre la violencia racial, en la previa de la controvertida visita que realizará al estado de Wisconsin, que atraviesa una masiva serie de protestas tras la balacera que sufrió Jacob Blake en Kenosha.

En la periódica conferencia que realiza ante los periodistas en la Casa Blanca, el mandatario defendió a Kyle Rittenhouse, el partidario republicano que asistió a una de las protestas que se desarrollaban en Kenosha y asesinó a dos manifestantes con un fusil de asalto.

“Ustedes vieron el mismo video que yo”, les dijo a los periodistas. “Él estaba tratando de escaparse, se cayó y le atacaron muy violentamente”, explicó el presidente, aunque no hizo referencia a que ese episodio ocurrió luego de Rittenhouse -un partidario confeso de Trump, ya que asistió a un mitin de él en enero- ya haya asesinado a Joseph Rosenbaum, uno de los participantes de la protesta.

Justamente, ese suceso generó la ira de quienes se encontraban junto a Rosenbaum, por lo que comenzaron a perseguir al adolescente de 17 años y sucedió el hecho que Trump describió ante la prensa.

Una vez en el suelo, Rittenhouse acribilló en el pecho a Anthony Huber y lo mató, además de herir en un brazo a Gaige Grosskreutz, quien luego se comprobó que también llevaba un arma.

Desde ese momento, el criminal permanece detenido y está acusado de homicidio, aunque Trump simplemente se limitó a decir que el disturbio “está bajo investigación”.

Esto no hace más que exacerbar aún más los ánimos en la ciudad a pocas horas de que el presidente arribe allí, donde se espera que brinde un mensaje centrado en “la ley y el orden”, algo que fue criticado por Joe Biden este lunes en Pittsburgh.

Luego de la conferencia de prensa, Trump visitó el estudio de Fox News y allí volvió a generar un amplio repudio en los afroamericanos, ya que aseguró que no visitará a los familiares de Jacob Blake y comparó el accionar de los policías que disparan por la espalda con jugadores de golf que “se atascan”.

“La prensa no se fija en las 10.000 cosas buenas que hacen los policías. En vez de disparar por la espalda, es cierto que podrían hacer algo diferente, como forcejear, por ejemplo. Pero se atascan. Es como en un torneo de golf cuando los jugadores no aciertan un putt a tres pies de distancia. Se atascan”, comparó.

Esto le valió una grave crítica por parte de Biden, quien dijo en Twitter que Estados Unidos tiene “un presidente más interesado en vencer a la gente en el golf que en vencer al COVID-19”.

Translate »