En el día de las elecciones, Trump habló de “una muy sólida posibilidad de ganar”

Foto: Reuters

El líder republicano se mostró confiado en relación al resultado de la contienda electoral, durante una jornada que monitoreará desde la Casa Blanca hasta el cierre de las urnas.

Tras concluir su campaña electoral en la ciudad de Grand Rapids, Michigan, el presidente Donald Trump conversó la mañana del martes sobre sus posibilidades de vencer en las elecciones, aunque aseguró que no se declarará como triunfador hasta “que haya victoria”.

“No hay razón para jugar. Lo veo como una oportunidad muy, muy sólida de ganar aquí. No sé cómo califican las posibilidades. Creo que mucho de eso tiene que ver con el tremendo tamaño de la multitud”, expresó Trump en una entrevista telefónica con la cadena Fox.

Pese a la euforia propia de los comicios, se pudo escuchar al mandatario con una voz ronca y fatigada tras su retorno de madrugada a la sede presidencial.

Luego de una copada carrera electoral en los últimos tres días, que llevaron al actual presidente por varios estados, con 17 eventos en la recta final y un cierre de 5 reuniones el lunes, Trump dijo que “ha sido una gran carrera” de “tres semanas increíble” que también describió como “emocionante”.

“A todos nuestros seguidores: gracias desde el fondo de mi corazón. Has estado ahí desde el principio y nunca los defraudaré. Tus esperanzas son mis esperanzas, tus sueños son mis sueños, y tu futuro es por lo que lucho todos los días”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter como mensaje de cierre de su campaña electoral.

Durante la entrevista, Trump pronosticó que obtendrá 306 votos del Colegio Electoral, 46 más de los 270 requeridos para hacerse con la presidencia de Estados Unidos y que supera los 304 votos que le permitieron vencer a Hillary Clinton en 2016, a pesar que la demócrata recibió 2,8 millones de votos más.

En unas elecciones donde el voto por correo se ha impuesto como medida de protección ante la pandemia, y cerca de 100 millones de personas ya sufragaron de manera anticipada, el presidente ha reiterado que esta modalidad de votación podría “facilitar el fraude”

A su vez, las miradas estarán puestas en qué pasará en caso de que no obtenga la reelección. El mismo mandatario no quiso comprometerse a entregar el mando si pierde las elecciones, ya que ha dado a entender que este sistema de votación es la única manera en la que Joe Biden puede vencerlo.

El mandatario sufragó en persona hace diez días de manera anticipada en una biblioteca de West Palm Beach, Florida y, en ese momento, dijo que: “Este es un voto muy seguro. Mucho más que cuando lo haces por correo. Cuando lo haces por correo, no puede ser tan seguro”.

Por su parte, el vicepresidente Mike Pence y su esposa Karen Pence emitieron sus votos en persona el 23 de octubre en su ciudad natal de Indiana. Este martes, Pence despidió el mitin de Michigan con un mensaje de optimismo sobre las elecciones: “Vamos a tener una gran victoria. Ahora vamos a hacerlo”.

El compañero de la fórmula republicana alentó a sus partidarios a votar por su cuenta de Twitter este martes. “Es el día de las elecciones en Estados Unidos! Salga y vote por cuatro años más del presidente Donald Trump!”, escribió Pence en la red social.

Aunque la jornada electoral se ha desarrollado en calma en todo el país, comercios de varias ciudades tomaron previsiones de seguridad ante el temor de disturbios después del cierre de las urnas y la falta de confirmación de un ganador por miles de papeletas que pueden tardar algunos días en contabilizarse.

Mientras tanto, el equipo político republicano planea concentrarse en la Casa Blanca, según confirmó la secretaria de prensa Kayleigh McEnany. La funcionaria aseguró que esperarán juntos los resultados y declaró en tono optimista que el presidente Trump “ganará por goleada”.

Translate »