Empleados de los CDC denuncian “actos de racismo y discriminación continuos y recurrentes”

Foto: Flickr

La situación fue expuesta por medio de una carta enviada al director de los CDC, Robert Redfield, a quien exigieron el cese de injusticias y segregación racial contra empleados afroamericanos.

A través de una comunicación formal con el enunciado “7 actos de cambio: quejas y preguntas”, más de 1.000 empleados de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, reclamaron al director de la agencia, Robert Redfield, por un cambio frente al racismo que deben enfrentar dentro de la organización.

“A la luz de los recientes llamamientos a la justicia en todo el país y en todo el mundo, nosotros, como profesionales dedicados de la salud pública, ya no podemos permanecer en silencio ante los actos generalizados de racismo y discriminación dentro de los CDC que, de hecho, están minando el núcleo de la agencia”, detalla la carta.

La misiva fue compartida entre los 11.000 miembros de la organización y recibió una respuesta aunque, a juicio de la Dra. Camara Phyllis Jones, quien fue oficial médica en el CDC durante 14 años, la contestación no abordó las demandas puntuales exigidas y calificó el acto como “desalentador e irrespetuoso”.

En su réplica, la entidad se compromete a fomentar “un entorno justo, equitativo e inclusivo en el que el personal pueda compartir abiertamente sus preocupaciones con el liderazgo de la agencia”.

Dentro de sus reclamos, los firmantes incluyen diversificar el liderazgo de alto nivel, abordar el racismo en la cultura de los CDC y declarar públicamente el racismo como una crisis de salud pública en Estados Unidos. “El racismo sistémico no es solo un concepto perpetrado fuera de estos muros, es una realidad aplastante para las personas de color en sus experiencias cotidianas aquí en el centro”, escribieron los empleados.

La carta también revela algunos datos estadísticos donde se detalla que solo el 10% de los empleados afroamericano representa el liderazgo superior y el 6% de la clase 2019 del Servicio de Inteligencia Epidémica de los CDC, junto a numerosos reclamos de igualdad de oportunidades en el entorno laboral de las últimas décadas que no han recibido respuesta.

“Estamos heridos y enfadados. Estamos agotados y en última instancia tememos que, a pesar de las protestas mundiales, intentar que se haga algo para abordar el racismo sistémico que enfrentamos todos los días”, expusieron los trabajadores.

Translate »