Elizabeth Warren, un liderazgo que suena cerca de Joe Biden para la vicepresidencia de EE.UU.

Foto: Reuters / Kamil Krzaczynski

En caso de que Warren no sea seleccionada como compañera de fórmula, y siempre y cuando el líder demócrata resulte electo, podría ocupar un cargo en la Secretaría del Tesoro o dirigir la Reserva Federal, áreas que maneja con mucha pericia.

A pocos días para que el candidato demócrata a la presidencia, Joe Biden, anuncie quién será su compañera de fórmula, Elizabeth Warren, una senadora de Massachusetts, y Kamala Harris, senadora por el estado de California, se muestran como las personas favoritas para conseguir el puesto.

Biden disputa la decisión de su vicepresidenta entre un liderazgo femenino que dé respuesta al activismo afroamericano, representado por Kamala Harris, o una visión progresista que impulse profundas reformas que demanda el país de la mano de Elizabeth Warren, quien ha jugado un papel clave como asesora política de Biden durante su campaña y podría reunir un gran apoyo de los electores.

En la opinión de Deval Patrick, ex gobernador de Massachusetts, Warren es una mujer interesada “en resolver problemas y es más práctica de lo que a veces parecía durante la campaña”, además de reconocer que cuenta con un amplio conocimiento de políticas legislativas y populares que van de la mano con los planes que ha presentado Biden.

“Ella lucha por el resultado, pero debido a que es tan inteligente y tan creativa, puede pensar en más de una forma de llegar allí”, agregó Patrick. 

A pesar de sus fortalezas, Warren podría no contar con el visto bueno de Biden en un mano a mano con Kamala Harris, quien es favorita para ser elegida como vicepresidenta para darle representatividad al movimiento político afroamericano que cobró fuerzas tras la muerte de George Floyd.

Algunas valoraciones sobre Warren coinciden en que su liderazgo y talento en la política la hacen muy atractivas para no lograr un puesto en la administración demócrata, ya sea como vicepresidenta o en algún otro cargo.

Se trata de un tema más que importante siendo que Biden ha planteado que podría no buscar un segundo mandato en caso de resultar electo, lo que daría camino a la carrera presidencial en los próximos 4 años a quien elija como vicepresidenta.

La selección de Harris o Warren en el segundo puesto ejecutivo de mayor rango en Estados Unidos definirá el mensaje que se quiera entregar a los votantes y cuál será el enfoque que tomará Joe Biden y el Partido Demócrata para el resto de la campaña electoral.

A pesar del favoritismo con el que cuenta Harris, tiene antecedentes que marcaron su gestión como fiscal general de California por las políticas que ejecutó durante su cargo. Sin embargo, fue el mismo presidente Donald Trump quien halagó a la senadora recientemente: “Creo que ella sería una buena opción. Kamala Harris. Ella sería una buena decisión”.

Translate »