Elecciones en Bolivia: en medio de un lento recuento, Arce se declaró ganador y Áñez reconoció su triunfo

Foto: Jose Luis Quintana

Se espera el pronunciamiento de Carlos Mesa y Luis Fernando Camacho, los principales candidatos opositores. Evo Morales celebró la victoria desde Argentina.

El lento recuento de las elecciones que este domingo se desarrollaron en Bolivia impiden declarar a un claro ganador, pero todos los indicios apuntan a que el Movimiento al Socialismo (MAS), el partido liderado por Evo Morales, volverá a gobernar el país luego de un año de su controversial salida del poder.

El aparente vencedor de estos comicios es el “delfín” de Morales, Luis Arce, ex ministro de Economía durante más de una década junto al líder indígena, que consiguió el 52% de los votos según la principal encuestadora de boca de urna, CIESMORI, que le adjudicó 30% a su principal contrincante: Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana.

“Hemos recuperado la democracia y la esperanza con una jornada pacífica y tranquila. Vamos a gobernar para todos los bolivianos y construir un gobierno de unidad nacional. Queremos volver a unir al país”, destacó el economista, que se adjudicó el triunfo durante la madrugada.

El aparente resultado es aplastante, si se tienen en cuenta los sondeos previos, que auguraban una segunda vuelta con Mesa. Para vencer en primera vuelta en los comicios, un candidato debe conseguir más del 50% de los votos o más del 40% con 10 puntos de diferencia sobre el segundo.

Si los resultados de boca de urna son acertados, Arce estaría cumpliendo largamente con cualquiera de los dos requisitos, lo que borraría cualquier tipo de dudas.

Sin embargo, al mediodía de este lunes Mesa aún no había reconocido el triunfo de su rival, al igual que Luis Fernando Camacho, del partido Creemos, que fue uno de los principales artífices de la destitución de Evo en 2019. Todo eso le sigue dando incertidumbre al resultado electoral, si se tiene en cuenta el caótico desenlace de los últimos comicios.

Quien sí felicitó a Arce fue la actual mandataria, Jeanine Áñez, que le pidió a Arce y su compañero de fórmula, David Choquehuanca, que gobiernen “pensando en Bolivia y en la democracia”.

“Aún no tenemos el cómputo oficial, pero por los datos con los que contamos, el señor Arce y el señor Choquehuanca han ganado la elección. Felicito a los ganadores y les pido gobernar pensando en Bolivia y en la democracia”, sostuvo la autoproclamada presidenta, quien asumió el cargo en 2019, cuando Morales fue obligado a retirarse del país en medio de un caos nacional.

Desde Argentina, el principal referente político del MAS también celebró el triunfo de “Lucho” (el apodo de Arce), de quien destacó que “aportará especialmente al crecimiento económico” de Bolivia.

“‘Hermanos de Bolivia en el mundo, ‘Lucho’ será nuestro presidente. A la distancia le quiero hacer llegar a él y David, mis hermanos, mis más sinceras felicitaciones”, festejó Morales.

Su compañero de fórmula durante toda su presidencia, Álvaro García Linera, también destacó el “triunfo democŕatico del pueblo sencillo y trabajador de Bolivia, que venció al golpe de Estado, las masacres y persecuciones”.

Además, aplaudió la victoria de Arce porque “derrotó al desprecio y la discriminación de unas élites decadentes” y “al fascismo colonial”. “Es la victoria heroica de la Bolivia profunda, de la verdadera y la inmortal”, festejó el intelectual.

Translate »